Entrenadores españoles por el mundo

stop

Los técnicos formados en España son reclamo de muchos clubes extranjeros, desde Bolivia hasta Hong Kong, pasando por Israel, Marruecos o Bélgica

El ex entrenador del Villarreal, Juan Carlos Garrido | Archivo

15 de noviembre de 2012 (21:05 CET)

La figura del entrenador español está de moda. Cada vez son más los clubes que recurren a técnicos españoles para dirigir a sus equipos de fútbol. Un interés que radica, en buena medida, en el éxito que la selección española y en general el fútbol nacional está teniendo en los últimos tiempos.

El último en hacer las maletas ha sido el anterior técnico del Villarreal, Juan Carlos Garrido, que emprende una nueva aventura rumbo a Brujas (Bélgica), para dirigir al equipo de la ciudad. Fundado en 1891, el Brujas es uno de los clubes con más tradición de Europa.

Actualmente hay cerca de una veintena de entrenadores de nacionalidad española repartidos por el mundo. Entre ellos, varios técnicos ilustres del fútbol español. El más destacado, José Antonio Camacho, el seleccionador de China desde agosto de 2011.

Evasión de técnicos ilustres

Otros nombres que triunfaron en España y que están probando suerte en el extranjero son Unai Emery, técnico del Spartak de Moscú y próximo rival del Barça en la Champions; Quique Sánchez Flores, a cargo del Al-Ahli de Dubai; Juande Ramos, en el Dnipro ucraniano; Miguel Ángel Portugal, al mando del Club Bolívar boliviano; o Benito Floro, que dirige el Wydad de Casablanca, en Marruecos. La última sensación, Robert Martínez, que ha salvado al Wigan del descenso en la Premier League durante las tres últimas temporadas, pese a tener un presupuesto irrisorio.

Aunque seguramente el más exitoso en la actualidad sea mucho más anónimo. Se trata de Josep Gombau, y lleva vinculado al Kitchee de Hong Kong desde 2009. El técnico de Amposta, cuya formación está fuertemente vinculada al FC Barcelona, está fabricando un palmarés envidiable en el país asiático. En la última temporada ha conquistado la Liga, la Copa de Hong Kong y la FA Cup. Otro entrenador con origen en el fútbol base del Barça, también como jugador, es Òscar García, que actualmente dirige al Maccabi de Tel Aviv, en Israel.

La otra cara de la moneda

El entrenador español más destacado y más reconocido por haber dado el salto al fútbol extranjero es Rafa Benítez. El técnico madrileño triunfó en Valencia, y posteriormente se decidió a dirigir a un histórico de Europa, el Liverpool, con quien conquistó la Champions en el año 2005. Posteriormente, Benítez asumió el reto de sustituir a José Mourinho en el Inter de Milán, pero fracasó estrepitosamente. En estos momentos está sin equipo. Igual que el polémico Javier Clemente, cuyo intento por dirigir a la selección de Camerún fue decepcionante.

Como Benítez y Clemente, hay otros nombres conocidos que, tras probar suerte en el fútbol extranjero, tampoco están en activo. La mayoría, destituídos o dimitiendo después de no conseguir los éxitos esperados. Un ejemplo de ello es Luis Enrique, que realizó una mediocre temporada en la Roma. Otro ex azulgrana, José Mari Bakero, tampoco tuvo suerte en Polonia. Víctor Muñoz y Joaquín Caparrós fracasaron en Suiza, aunque este segundo después de vivir una peligrosa experiencia en el Neuchatel, donde el dueño y sus guardaespaldas parecían mafiosos y, a menudo, iban armados. Sin embargo, Caparrós, cuyo currículo está muy bien valorado, no tardó en encontrar nuevo equipo, y desde hace año y medio dirige al Mallorca. La excepción a la norma es Ernesto Valverde. El ex técnico del Espanyol ha abandonado el Olympacos griego después de lograr la Superliga griega y la Copa de Grecia en 2012.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad