En el nombre del padre

stop

Los hijos de Cruyff y Michel pierden las comparaciones con sus progenitores, pero otros, como Busquets y Xabi Alonso, superan a sus antecesores

24 de diciembre de 2014 (19:16 CET)

Miguel y Pepe Reina: Dos generaciones de porteros. Miguel Reina defendió la meta del Atlético de Madrid finalista de la Copa de Europa. Permaneció en la entidad colchonera durante siete temporadas. Antes, había jugado en el Barça otros siete cursos. En ese mismo club debutó su hijo Pepe, en la temporada 2000/01. Después, pasó por Villarreal, Liverpool y Nápoles, hasta llegar al Bayern de Múnich, su club actual. Ambos Reina han sido internacionales. Pepe, además, ha ganado el Mundial y la Eurocopa con España.

Carlos y Sergio Busquets: Carlos Busquets fue portero del Barça durante ocho temporadas, siendo campeón de Europa en 1992. Sergio, pese a no jugar en la misma demarcación que su padre, comparte algo con él: una carrera (de momento) consagrada al Barça. Sergio debutó en Primera con sólo 20 años. Padre e hijo han defendido también los colores de la selección Española.

Míchel y Adrián González: Míchel, el mítico jugador del Real Madrid, tiene un hijo que ha seguido sus pasos. Adrián González inició su carrera en el Real Madrid Castilla, precisamente a las órdenes de su padre. Después, ha jugado en Celta, Nàstic, Getafe, Racing de Santander, Rayo Vallecano, y Elche, donde milita actualmente. La carrera de Adrián a la de su padre, que jugó en el Madrid durante doce temporadas.

Johan y Jordi Cruyff: Uno de los futbolistas más importantes que han pasado por España, Johan Cruyff, hizo debutar a su hijo en el Barça. El club que encumbró a Johan no hizo lo propio con Jordi Cruyff, que no llegó a igualar la leyenda de su padre. Aun así, jugó en un total de ocho equipos, y disputó una Eurocopa con la selección holandesa.

Perico, Xabi y Mikel Alonso: El padre del exjugador del Real Madrid, es también el de Mikel Alonso, que empezó junto a Xabi en las categorías inferiores de la Real Sociedad, club de su debut en Primera. También jugó una temporada en el Tenerife en la máxima categoría. Xabi, tras cuatro temporadas en la Real Sociedad, puso rumbo a Liverpool, hasta que el Real Madrid lo trajo de vuelta a España. Perico, el padre de ambos, defendió también los colores de la Real Sociedad, antes de que el Barça se fijase en él. En Barcelona permaneció cuatro temporadas.

Manuel Sanchís (padre e hijo): Dos Manolo Sanchís, dos defensas, dos campeones de Europa, y dos madridistas. Las carreras de Manolo Sanchís, padre e hijo, son paralelas. Manuel Sanchís Martínez, el padre, formó parte del Real Madrid de los yeyé. Manuel Sanchís Hontiyuelo, el hijo, despuntó en las categorías inferiores del Real Madrid, formando parte de la Quinta del Buitre.

Marcos Alonso (padre, hijo y nieto): En este caso no son dos, sino tres generaciones de la familia Alonso los que han llegado a Primera División. El primero, Marcos Alonso Imaz, Marquitos, formó parte del mítico Real Madrid de las primeras Copas de Europa. En el club de Chamartín jugó durante ocho años, y todavía es uno de los jugadores más laureados de la historia del club. Su hijo, Marcos Alonso Peña, llegó a lo más alto en los dos rivales del equipo de su padre: Atlético de Madrid y Barça. El tercero de la saga, Marcos Alonso Mendoza, debutó en Primera División en el club de su abuelo, el Real Madrid. Alonso había jugado en las categorías inferiores del club, pero nunca llegó a tener ficha del primer equipo. En la actualidad, juega en el Bolton inglés.

Mazinho, Thiago y Rafinha: De nuevo, un padre y dos hijos. Mazinho llegó a la máxima categoría del fútbol español de la mano del Valencia. Después de dos temporadas, pasó al Celta de Vigo, donde dejó un buen recuerdo entre la afición. Sus dos hijos, Thiago y Rafinha, se formaron en las categorías inferiores del Barça. Thiago debutó en Primera División vestido de azulgrana, y permaneció en el club hasta su marcha al Bayern de Múnich. Rafinha, que jugó partidos de Copa y Liga de Campeones con el Barcelona, tuvo que esperar su cesión al Celta, la temporada 2013/14 para debutar en Primera.

Dimitri y Denis Cheryshev: La carrera de Dimitri Cheryshev en España se desarrolló casi por completo en el Sporting de Gijón. Allí, jugó dos temporadas en Primera División. En el club gijonés empezó su hijo Denis su andadura en el fútbol. En el año 2002 fichó por el Real Madrid, pasando por los diversos equipos de categorías inferiores. Hasta que, en 2012, llegó su debut en Primera con el Real Madrid. Actualmente, milita en el Villarreal.

Pedro y Ander Herrera: Dos generaciones de jugadores del Zaragoza. El padre, Pedro Herrera, desarrolló en el club maño la mayor parte de su carrera, durante los años 80. Ander, el hijo, se formó en la cantera del Zaragoza, y en 2009 debutó en la Romareda en Primera División. En 2011, los problemas económicos obligaron al Zaragoza a traspasar a Ander Herrera al Athletic de Bilbao. En la actualidad, es jugador del Manchester United.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad