El zasca de Sara Carbonero a la Reina Letizia     

stop

La mujer de Casillas le gana la partida 

El garaje real de los Reyes de España | EFE

30 de noviembre de 2016 (18:26 CET)

Como una reina. Sara Carbonero volvió a brillar con luz propia en su última aparición pública oficial. En este caso, el acontecimiento era real, ya que Iker Casillas y su esposa fueron invitados a la cena de gala del viaje de los Reyes de España a Portugal.

El duelo de belleza fue evidente, ya que en la velada participaron dos de las mujeres más deseadas de nuestro país: la reina Letizia y Carbonero. Por ello, las comparaciones fueron inevitables.

El interés de los flashes de las cámaras estuvo repartido, ya que son dos mujeres que levantan pasiones. De hecho, ambas se han convertido en iconos de la moda en los últimos años.

Doña Letizia dentro de su papel protocolario habitual, y Carbonero con la corrección de siempre, fueron las más aclamadas de la noche.

Dos modelos muy distintos

Aun así, parece ser la esposa de Iker acabó ganándole la partida a la esposa de Felipe VI. Sara volvió a acaparar todas las miradas y fue la más aclamada de la fiesta.

Con su belleza natural y un look muy elegante, Iker fue el más envidiado de la noche. De hecho, la presentadora dio un golpe sobre la mesa al presentarse a la cita con un vestido de una diseñadora española.

La toledana escogió un modelo blanco y negro de Vicky Martín Berrocal. Con el cuerpo del vestido de gasa y la falda de corte sirena en color blanco con bordados negros, la periodista brilló con luz propia.

Por su parte, Letizia dejó atrás el made in España y rescató un modelo de Carolina Herrera. De color negro, manga corta y escote redondo, la reina lució un vestido valorado en 4.987 euros.

Al fin y al cabo, la esposa de Casillas reivindicó la moda española y dejó atrás los aparatosos modelos; con su sencillez y naturalidad habitual, Sara ganó el duelo de bellezas. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad