El veto de Sara Carbonero en el bautizo de Lucas Casillas

stop

La pareja mantuvo el secretismo y la intimidad

Sara Carbonero toma una decisión radical (y Jorge Javier Vázquez la lía con un fichaje)

29 de diciembre de 2016 (11:29 CET)

¡Bautizo secreto! Sara Carbonero e Iker Casillas pasaron un día especial en Oporto antes de hacer las maletas y marcharse hacia tierras españolas. La familia se vistió de gala para bautizar al pequeño Lucas.

Tal como desvela la revista Semana, el pasado 17 de diciembre fue el día escogido para celebrar la ceremonia. Con la intimidad propia que les caracteriza, el clan Casillas-Carbonero vivió un sábado de lo más especial.

El evento tuvo lugar en tierras portuguesas. En la iglesia de Sao Joao de Foz, situada en el barrio donde el matrimonio reside, Lucas fue bautizado a los siete meses de su nacimiento.

Ni rastro de fotografías

Sin embargo, pocos detalles se tienen de esta celebración. Y es que solo se ha filtrado que la hermana pequeña de Sara, Irene, viajó al país vecino para ser de nuevo la madrina de su sobrino.

Como ya hiciera con Martín, la joven fue el miembro de la familia escogido por Carbonero y Casillas para estar junto al pequeño.

Al parecer, fue un acto de lo más sencillo. Tras la ceremonia, la familia se marchó a un restaurante japonés a comer. Muy íntimo, con poca familia y sin lujos.

Ahora bien, más allá de las fotografías en la revista citada no han salido a la luz más pruebas del bautizo. La periodista, muy celosa de su intimidad, decide que filtrar y que no.

En su Instagram deleita a sus fans con numerosas imágenes y con mensajes muy personales. Sin embargo, este acto lo ha pasado por alto.

No quiere dejar pruebas

La presentadora explica a través de sus redes sociales su día a día, pero en este caso ha querido mantener el silencio y el secretismo. Y es que al parecer, Carbonero pidió a los asistentes que no tomasen fotografías para hacerlas públicas ni grabasen vídeos. Veto.

Irene, también muy activa en Instagram, se limitó a colgar una instantánea el día 10 de diciembre en Oporto. Después de eso, silencio. Ninguno de los protagonistas dio un paso al frente.