El último trabajo de Ruz: manda a juicio a Bartomeu, Rosell y el Barça por fraude fiscal en el 'caso Neymar'

stop

El magistrado cierra la instrucción a escasas semanas de salir de la Audiencia Nacional

Sandro Rosell, Pablo Ruz y Josep Maria Bartomeu

13 de marzo de 2015 (12:09 CET)

Habló Pablo Ruz. El magistrado está cerrando los procesos que tiene pendientes antes de su salida de la Audiencia Nacional y este viernes le ha tocado al caso Neymar. El juez concluye la instrucción del procedimiento y propone que el Barça, como entidad jurídica; el presidente, Josep Maria Bartomeu, y el antecesor, Sandro Rosell, declaren ante el juez por posible fraude fiscal en la contratación del futbolista brasileño. Este juicio es una piedra en la carrera electoral de Josep Maria Bartomeu.

Ruz ha desestimado las dos solicitudes del Barça en relación al caso. Primero, la desimputación de Bartomeu y, segundo, el archivo de todo el proceso. El fiscal tiene 10 días para presentar la acusación formal. Tampoco ha aceptado la fiscalía en las últimas semanas la petición de incompetencia del magistrado que proponía Rosell por entender que los hechos se produjeron en España, fuera del ámbito de la Audiencia Nacional.

Objetivo: reducir los pagos a Hacienda

El juez concluye que Neymar costó 83.371.000 euros y señala que el Barça, Bartomeu y Rosell pudieron incurrir en tres delitos contra Hacienda por las cantidades que debían retener. La cifra defraudada supera los 13 millones de euros, según el auto de Ruz, quien destaca el protagonismo del presidente actual "tanto en la génesis de las operaciones […] como en el desarrollo del fichaje", así como su "conocimiento, asunción y autorización de los pagos" y el fraude en el ejercicio 2014.

Los diferentes contratos firmados para la contratación de Neymar "venían a encubrir u ocultar lo que en realidad constituían: un mayor coste para el Fútbol Club Barcelona derivado de la adquisición del jugador", según el juez, "todo ello además con la finalidad de eludir o aminorar de manera subrepticia el pago ante la Hacienda Pública de las cuotas tributarias a cuya retención y abono venia compelido el club como obligado tributario".