El último partido de Ferrero

stop

El tenista Valencia fue homenajeado en el torneo de su tierra y recibió muestras de apoyo por parte de todos los internacionales

Juan Carlos Ferrero en Valencia | EFE

26 de octubre de 2012 (03:20 CET)

Entre lágrimas anunciaba su retirada, y después de tantos años de espectáculo sobre las pistas, el tenista valenciano recibe un merecidísimo homenaje en su tierra. Reconocimiento al que han acudido las mejores raquetas españolas y algunos tenistas internacionales destacados en las últimas dos décadas.

Juan Carlos Ferrero fue uno de los hombres que consiguieron saltar al estrellato haciendo lo que más le gusta, jugar al tenis. Y ahora que ha querido decir adiós, grandes amigos y compañeros del mundo del tenis quisieron rendirle homenaje tras 14 años de grandes éxitos deportivos.

El torneo Valencia Open 500 fue el evento perfecto para festejar su homenaje, y a esta celebración han acudido grandes tenistas como Rafa Nadal, Nicolás Almagro, David Ferrer, Alex Corretja, Tommy Robredo o Lleyton Hewitt, e intenacionales como Roger Federer, Novak Djokovic y Andy Murray que le mandaron un mensaje de apoyo, cariño y respeto a través de un vídeo.

Los seguidores del tenista, amigos y familiares abarrotaron las gradas para despedir a Juan Carlos Ferrero, que no pudo contener las lágrimas al ver la grandísima espectación que había causado su marcha en el público y en figuras tan importantes del tenis.

Así, Juan Carlos se rodeó de compañeros, amigos y familiares, quienes apoyaron al tenista en este importante día, así como recordar a todos los que hicieron posible que la carrera deportiva del valenciano fuera un éxito.

El tenista se despide con este emotivo homenaje de una gran etapa de su vida. Dice adiós a 14 años de carrera profesional, tiempo en que ha logrado 16 títulos, entre los que destaca el triunfo de la primera ensaladera en el año 2000, cuando Ferrero ganó la final de la Copa Davis ante Hewitt.

Y sin poder reprimir las lágrimas, y ante cientos de personas Juan Carlos Ferrero decía adiós a su carrera deportiva, aunque no al tenis, porque será el director del Valencia Open, puesto que es uno de los propietarios.

"Ni en mis mejores sueños podía soñar una despedida tan bonita. Retirarse en casa es especial, este día no lo voy a poder olvidar nunca", concluía Juan Carlos Ferrero despidiendo su homenaje.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad