El último negocio del deportista mejor pagado del planeta

stop

Floyd Mayweather disputó este sábado el primero de sus seis combates con la cadena Showtime, que le reportarán 152 millones

06 de mayo de 2013 (01:45 CET)

Ningún otro deportista del mundo gana más dinero que Floyd Mayweather. Ni su eterno rival (Manny Pacquiao), ni ese mago de las finanzas llamado Michael Jordan, ni tan siquiera los mediáticos David Beckham y Cristiano Ronaldo han sido capaces de alcanzar los 65 millones de euros anuales que se embolsa el púgil estadounidense. Money Mayweather, el atleta apodado dinero, el hasta hace nada niño bonito de Time Warner –a la que hizo ganar más de 400 millones de euros con los 9,6 millones de 'pinchazos' acumulados en sus nueve combates emitidos por HBO- ha decidido desvincularse de ésta para firmar un contrato con su principal competidora en el sector del pago por visión (Showtime), a razón de 152 millones de euros por seis combates a disputar en 30 meses.

Este sábado, en ese templo pugilístico que es el MGM de Las Vegas y alentado por la infinidad de vips que ocupaban las filas más próximas al cuadrilátero, tuvo lugar la pelea inaugural de esta nueva etapa. Tras asegurarse una bolsa de 24,4 millones de euros, Mayweather prolongó su imbatibilidad hasta los 44 combates al vencer a los puntos a Roberto Fantasma Guerrero. A pesar de tratarse de un rival de nivel medio (la bolsa su oponente apenas ascendió hasta los 2,28 millones), los promotores del combate –entre los que se encuentra el propio Mayweather- cerraron en los prolegómenos del mismo sendos acuerdos con el gigante cervecero Corona y la cadena de cines NCM para la emisión de la pelea en sus 400 salas repartidas por todo el territorio estadounidense.

Exprimiendo a la gallina de los huevos de oro

Por otra parte, las optimistas previsiones de audiencia de la cadena Showtime se situaron en la previa en los 1,3 millones de telespectadores. Muy cerca de los 1,5 millones de su recordado combate frente a Miguel Cotto de 2012, el tercero más visto de la historia fuera de los pesos pesados, y que fue emitido en su día por HBO.

La guerra por el boxeo televisado está servida pues en los Estados Unidos. Y mientras HBO se ve obligada a negociar con la promotora de Manny Pacquiao –TopRank, que además cuenta con Julio César Chávez Jr. o Juan Manuel Márquez en su nómina de clientes; la propietaria de Showtime (CBS) ha puesto toda la carne en el asador para promocionar a su nueva estrella.

En primer lugar, recurriendo a su red de vallas comerciales y soportes publicitarios en el transporte público (CBS Outdoor). Y la pasada semana, programando en abierto y en 'primetime' un documental sobre Mayweather, que fue seguido por 1,7 millones de espectadores. Una audiencia discreta que, sin embargo, ha sido considerada como un éxito debido al elevado riesgo de la apuesta. Con ella, la CBS pretende pasar de los 22 millones de abonados con los que cuenta su canal de PPV, para acercarse así a la barrera de los 30 millones con los que cuenta Home Box Office. El esperado combate jamás celebrado entre Mayweather y Pacquiao comienza a calentarse de nuevo. Al menos, en la parrilla televisiva.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad