El Tribunal de Arbitraje Deportivo mantiene el castigo a Luis Suárez, pero le permite entrenarse con el Barça

stop

El TAS respeta los cuatro meses de sanción que le impuso la FIFA por morder a un rival; jugará el Gamper, aunque debutará de modo oficial a finales de octubre

Fotomontaje de Luis Suárez posando en las oficinas del FC Barcelona | Gerard Mateo

14 de agosto de 2014 (15:09 CET)

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha dictado sentencia. Los tres jueces del caso han decidido que el delantero Luis Suárez debe cumplir los cuatro meses sin jugar que le impuso la FIFA, pero le permitirán entrenarse hasta entonces y disputar partidos amistosos.

La FIFA inhabilitó a Suárez por el mordisco que dio al defensa Giorgio Chiellini en el Mundial de Brasil, durante el partido Uruguay-Italia. El cuerpo de Gobierno mundial del fútbol quería al delantero lejos de cualquier recinto deportivo hasta el 26 de octubre, además de nueve partidos sin vestir la camiseta del combinado uruguayo. El futbolista, al menos, pisará la Ciutat Esportiva y la grada del Camp Nou, aunque su debut oficial se espera para el fin de semana del primer clásico.

Presente en el Gamper

El TAS ha comunicado a través de su página web que el castigo sigue vigente sólo en partidos oficiales. De este modo, Suárez disputará el lunes el primer encuentro con la camiseta azulgrana, el Trofeu Joan Gamper. Tampoco está impedido para protagonizar campañas promocionales.

El tribunal aceptó la resolución exprés del conflicto y ha resuelto el caso en cinco días. Luis Suárez acudió a la sede del tribunal el pasado 8 de agosto, acompañado por los servicios jurídicos del Barça y de la federación de Uruguay. La FIFA ha presionado en la sombra para que el jugador, que ha mordido a tres rivales en su carrera, cumpliera toda la sanción.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad