El sistema sancionador de la UEFA, principal aval del ‘Fair Play' Financiero

stop

Los ‘mecenas' del fútbol son los más señalados por el Panel de Control Financiero del organismo que preside Michel Platini

19 de febrero de 2013 (21:00 CET)

El Panel de Control Financiero (PCF) de la UEFA es el organismo encargado de velar por la sanidad del fútbol europeo. En funcionamiento desde junio de 2012, el PCF tiene la potestad y la obligación de hacer cumplir el reglamento del Fair Play Financiero (FFP) a aquellos clubes que juegan o aspiran a jugar en competiciones de la UEFA. Su herramienta, un restrictivo sistema sancionador que entrará en vigor de lleno en 2014.

El organismo del fútbol europeo, presidido por Michel Platini, quiere erradicar las deudas del fútbol y concienciar a las entidades de que no gasten más de lo que tienen. Del mismo modo, quiere prevenir contra los denominados mecenas (o sugar daddies) del fútbol, que revitalizan a los clubes a golpe de talonario y, a menudo, los arruinan. El ejemplo más claro es el Racing de Santander, un histórico de Primera División hundido en Segunda tras la desafortunada gestión de Ali Syed.

30 millones de desviación hasta 2018

El Panel de Control Financiero está compuesto por un sistema bicameral dividido en la cámara de investigación y la cámara judicial, o de decisión. La primera se encarga de hacer el seguimiento económico de los clubes mediante auditorías financieras, donde se tiene especialmente en cuenta el balance de pérdidas y ganancias. La cámara judicial estudia los casos más graves –a petición de la cámara de investigación– y emite la sanción oportuna, que puede ser recurrida ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS).

Por el momento, el margen de maniobra es amplio. Aunque la máxima desviación tolerada es de cinco millones de euros, los clubes que prueben que tienen las espaldas cubiertas (mediante aportaciones de accionistas o personas vinculadas a la entidad), tendrán una deuda permitida de 45 millones de euros durante las temporadas 2012/13 y 2013/14. A partir del curso 2014/15, el margen de desviación tolerado será de 30 millones de euros y la intención es que en 2018 todavía se reduzca más.

El PSG, líder del ‘mecenazgo'

Se trata de realizar un control monitorizado sobre los clubes de fútbol que, paulatinamente, ayude a sanearlos y a evadir la situación de deuda permanente a la que muchos están abonados.

Algo que no será fácil para entidades como el PSG, reflotado a costa de petrodólares cataríes y que en los últimos tiempos está protagonizando inversiones millonarias que, de no subsanarse, podrían llevar a la desaparición del club. Para evitar las consecuencias del FFP, el equipo parisino ha anunciado una nueva inyección de capital en forma de patrocinio de Qatar Tourism Authority (QTA), que aportará 600 millones de euros en los próximos cuatro años. Otros casos de mecenazgo futbolístico son el Málaga, el Manchester City o el Chelsea.

Sanciones

Precisamente son estos supuestos los que pretende vigilar el FFP. Para ello, ha creado un completo sistema sancionador que solo se utilizará en el ámbito de la UEFA. Las sanciones leves se ejecutan como amonestaciones, multas o, incluso, la pérdida de puntos en alguna competición. Las sanciones graves contemplan la suspensión del pago de premios, la limitación de jugadores que se pueden registrar o el impedimento de fichar jugadores durante periodos de tiempo determinados (sanción que tuvo que cumplir el Chelsea de Abramovich de 2009 a 2011 tras incitar a Kakuta a romper su vinculación con el Lens para recalar en el club de Stamford Bridge).

Por último están las sanciones muy graves, que implican la prohibición de participar en competiciones UEFA a un equipo (actual caso del Málaga, recurrido en el TAS, y anteriormente del Mallorca) o, lo que todavía es peor: la descalificación de una competición en curso.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad