El Sevilla se aísla de su crisis económica para recibir al Barça

stop

La falta de liquidez obliga al club de Nervión a negociar con jugadores y técnico el aplazamiento del pago de las fichas hasta enero de 2013

José María del Nido

28 de septiembre de 2012 (15:56 CET)

Futbolistas, pero con régimen de autónomos. El Sevilla FC es la última víctima de la crisis económica. La entidad que preside José María del Nido demorará el pago de las fichas de la temporada pasada, fijado inicialmente para los meses de octubre y noviembre, y ha propuesto a jugadores y cuerpo técnico el fraccionamiento de este pago en dos partes. Uno, a través de un pagaré con fecha del 30 de octubre, y el otro para el 31 de enero, más allá de los plazos 'recomendados' por la Asociación de Futbolistas (AFE).

Las arcas del club nervionense no atraviesan su mejor momento. Hasta el punto de que los capitanes de la primera plantilla (Palop, Navas y Negredo) se han visto obligados a aprobar el fraccionamiento del cobro de las fichas de la temporada vencida. Ni el reciente acuerdo alcanzado con la casa de apuestas austriaca Interwetten, ni la renovación del convenio con la aseguradora Pont Grup han aliviado la crítica situación del Sevilla FC, que se ha visto obligado a repetir una fórmula a la que ya ha tenido que recurrir en ocasiones anteriores y que afectará, según ha reconocido en rueda de prensa, hasta al técnico del equipo.

Míchel, "uno más de la plantilla"


"Es un tema que circula desde hace un mes y los resultados están ahí. Así que si está afectando es de manera positiva. Y además este club ha cumplido siempre", explicó Michel en la previa del partido que enfrentará a su equipo este sábado (22 horas/Canal ) con el FC Barcelona.

"Nadie ha dicho que no vayan a pagar. Son retrasos. Al futbolista no le afecta en absoluto. Porque conocen la parte histórica y económica de este club y saben que no ha afectado mucho", concluyó el entrenador hispalense, que en el plano deportivo meditaría la inclusión del senegalés Babá Diawara como acompañante de Álvaro Negredo en la punta de ataque.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad