El Real Madrid torea a Sergio Ramos con su renovación

stop

Las posturas para prorrogar el contrato del futbolista siguen siendo distantes y el club no abordará el tema hasta final de temporada

Sergio Ramos celebra un gol del Real Madrid y Florentino Pérez, en una comparecencia pública

30 de marzo de 2015 (23:47 CET)

Sergio Ramos siempre será recordado como el héroe de la décima Copa de Europa del Real Madrid, pero el club que preside Florentino Pérez sigue sin cerrar la prometida renovación al defensa internacional. Un año después de que las dos partes iniciaran las negociaciones para prorrogar el actual contrato, que finaliza el 30 de junio de 2017, todavía no hay acuerdo ni se vislumbra una pronta solución. El Madrid no mueve ficha y sigue toreando al futbolista, cada vez más impaciente.

Diez meses después de su gol salvador en la final de Lisboa, Sergio Ramos espera noticias del Madrid. El futbolista, que cobra unos 5,5 millones de euros netos por temporada, aspira a ganar unos 10 millones anuales, un salario similar al de Thiago Silva y David Luiz. El club, en cambio, asume un aumento muy inferior y argumenta que el defensa ya tiene 29 años. Actualmente, Ramos cobra menos que Cristiano Ronaldo (17 millones netos), Gareth Bale (11), Karim Benzema (8) e Iker Casillas (6).

El incendio de Arrigo Sacchi

Sergio Ramos, según su entorno, no se siente valorado en el Madrid y tiene prisa por firmar una ampliación y mejora del actual contrato. Florentino Pérez, en cambio, ha dado instrucciones para que la renovación del futbolista internacional se aborde cuando termine la temporada. Eliminado de la Copa del Rey, el equipo de Carlo Ancelotti es segundo en la Liga (a cuatro puntos del Barça) y se enfrentará al Atlético de Madrid en los cuartos de final de la Champions.

El pasado diciembre, Sergio Ramos ya tuvo que apagar un incendio sobre su renovación. Entonces, Arrigo Sacchi, ex secretario técnico del Real Madrid, escribió que el futbolista le había explicado que el club le ofrecía un nuevo contrato a la baja. "Nunca me he movido por el dinero", declaró públicamente el defensa, quien expresó la voluntad de terminar su carrera deportiva en el Bernabéu.

Hermano y representante

El Real Madrid fichó a Sergio Ramos en 2005 tras pagar al Sevilla 27 millones de euros. En 2012, las dos partes firmaron la última renovación, tras duplicar el club su salario (de 2,5 millones a cinco), y fijaron en 150 millones de euros la cláusula de rescisión. A finales de 2014, hubo contactos, pero la propuesta del hermano y representante del futbolista [René Ramos] fue rechazada por la entidad madridista. Hoy, todo sigue igual o casi. El Madrid, sin prisas, y el jugador ansioso de rubricar un nuevo contrato.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad