El Real Madrid tira de talonario para tumbar al Barça

stop

El club blanco culmina una costosa renovación con el objetivo de ganar la Final Four de 2015 que organizará la capital española

Sergio Llull controla la pelota en el primer partido de Liga del Real Madrid contra el Gran Canaria / EFE

12 de octubre de 2014 (00:00 CET)

El Real Madrid ha subido la inversión destinada a la sección de baloncesto. La derrota en la última final de la Liga ACB y la disputa de la Final Four de 2015 en Madrid han sido argumentos suficientes para que el presidente, Florentino Pérez, haya aprobado una inversión de 27 millones de euros. El Barça, en cambio, ha reducido su presupuesto. La plantilla del primer equipo cuesta 15 millones, dos millones menos que en el curso anterior. El presupuesto de la sección es de 25 millones de euros.

El fichaje de Gustavo Ayón simboliza la fuerte apuesta del Real Madrid por el baloncesto. El pívot mexicano fichó por el club blanco tras rescindir su compromiso con el Barça, que tenía sus derechos para Europa. El equipo de Pablo Laso también ha contratado a Nocioni, Rivers, Campazzo y Maciulis. Es decir, jugadores con mucho músculo y carácter. El coste de la plantilla es de unos 17 millones de euros. Rudy Fernández, el jugador mejor pagado, cobra tres millones de euros por temporada. Ayón supera los 1,5 millones.

El Barça, en cambio, ha bajado el salario de su plantilla, tras rescindir el contrato de Erazem Lorbek. El pívot esloveno cobraba tres millones de euros anuales y fue indemnizado con poco más de un millón. También abandonaron la entidad Dorsey y Papanikolaou, que aceptaron la oferta de Houston Rockets (el club azulgrana cobró 1,2 millones de euros por el alero griego). Menos traumática fue la salida de Sada y Pullen.

Ingresos: 10 millones contra 3

El club azulgrana, mientras, ha fichado a Satoransky, Doellmann y Pleis tras abonar 800.000 euros a Sevilla, Valencia y Baskonia. Thomas, en cambio, llegó con la carta de libertad.

El Madrid, por otra parte, ingresa unos 10 millones de euros entre patrocinadores y socios. El Barça, en cambio, apenas obtiene unos tres millones tras perder hace un año el patrocinio de Regal (1,5 millones de euros por temporada). El Madrid tiene unos 9.000 abonados y los barcelonistas, condicionados por la capacidad del Palau Blaugrana, unos 5.000.

El club madridista también ha aumentado la partida destinada a los equipos de las categorías inferiores. El mejor ejemplo fue el fichaje de Dino Radoncic, uno de los mejores jugadores de 1999. Su anterior equipo, curiosamente, era el Barça, que no pudo igualar la oferta económica del gran rival.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad