El Real Madrid se estrella contra el Celta y se complica la Copa

stop

Los blancos empeoran su mal inicio de temporada en un partido en que Cristiano Ronaldo debió ser expulsado

Cristiano Ronaldo se lamenta tras uno de los dos goles del Celta | EFE

13 de diciembre de 2012 (00:52 CET)

El Real Madrid no endereza el rumbo. El cuadro de José Mourinho cayó contra el Celta (2-1) y agrava un inicio de temporada decepcionante en el que la Liga está cuesta arriba, ha sido segundo de su grupo en la Champions con mediocres resultados y, ahora, también se complica la Copa del Rey. 

La situación en la casa blanca es convulsa por los malos resultados, los piques internos, la problemática renovación de Cristiano Ronaldo y las constantes especulaciones sobre la marcha de Mourinho o la llegada de Falcao de cara a la próxima temporada. Tan revuelto está el gallinero, que la parcela deportiva se está resintiendo de manera preocupante y, cada vez más, parece claro que el único objetivo es conquistar la décima.

Krohn-Dehli asiste, Bermejo remata

En Balaidos, el Celta de Paco Herrera propuso un partido muy serio y anuló por completo al Real Madrid durante todo el primer tiempo, donde además se lesionó Karim Benzema. Sin Morata en la convocatoria y con Higuaín de baja, Mourinho se quedaba sin delantero centro y daba entrada a Callejón por banda para que Cristiano asumiese la función de '9'.

En el segundo tiempo llegaron las emociones fuertes. El Celta, con un Krohn-Dehli incansable, se avanzó en el luminoso después de que el danés pusiese un centro perfecto para Bermejo, que fusiló a Adán tras rematar en una protestada posición correcta (min. 56). Los blancos volvían a sentir los síntomas de desesperación que arreciaron en Valladolid, y Cristiano Ronaldo cometió una dura entrada por detrás que hubiese supuesto su segunda amarilla. El luso tuvo que ser expulsado, pero Álvarez Izquierdo le perdonó al tomar una decisión que acabó siendo trascendental.

El 'salvado' marca el gol salvador

El Celta no amainaba, y en la jugada más ridícula llegó el segundo tanto celtiña (min. 78). Un golazo de Bustos, que no se había estrenado como goleador ni en primera ni en segunda, tras siete años vistiendo la zamarra del cuadro gallego. El mediocentro se aprovechó de un regalo de Pepe, que realizó un torpe saque de banda para Xabi Alonso, y ante la sorpresa de propios y extraños se adueñó del esférico y sacó las telarañas de la escuadra de Adán con un 'zambombazo' imparable desde fuera del área. El Madrid iba dos goles por detrás y su clasificación para cuartos de la Copa se complicaban seriamente.

Entonces apareció Ronaldo. El jugador que debió ser expulsado, aprovechó la oportunidad de seguir sobre el césped de la mejor manera, marcando un gol revitalizante (min. 86). El Madrid no consiguió el empate ante un Celta que mereció ganar, pero vislumbra una vuelta con mucha más tranquilidad, con tan solo un gol de desventaja y jugando en su feudo. La eliminatoria se decidirá en el Bernabéu.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad