El Real Madrid emitirá 250 millones en bonos para afrontar un nuevo periodo de gastos

stop

Florentino Pérez aumentará la deuda del club blanco para garantizar la construcción del nuevo Bernabéu y los pagos atrasados de fichajes

Florentino Pérez o “hay fichaje galáctico” (y no es Neymar, ni Mbappé) | EFE

28 de diciembre de 2012 (13:31 CET)

Florentino Pérez aumentará la deuda del Real Madrid para financiar la construcción del nuevo Santiago Bernabéu y los numerosos gastos que le esperan de cara a la próxima temporada. Ante la falta de crédito, el máximo mandatario madridista ha decidido emitir un paquete de bonos de alto rendimiento por valor de 250 millones de euros para costear el nuevo y, a priori, lujoso santuario madridista.

Aunque las cuentas blancas están relativamente saneadas, con una deuda neta de 125 millones de euros y un presupuesto para la presente campaña de 517 millones, el Madrid necesita liquidez para afrontar una obra de tales magnitudes. Además, el club tiene que realizar importantes desembolsos de urgencia. El plazo para los segundos pagos de fichajes como el de Cristiano Ronaldo, Kaká y otras incorporaciones de 2009 expira el próximo año y supone una cantidad aproximada de 115 millones de euros. A ello habría que sumar las posibles llegadas de cara a la próxima temporada, que serán sonadas si Mourinho, tal vez con Cristiano, se marchan.

Tiempo de gastos

El sistema de bonos que propone el presidente del Real Madrid es un método de obtención de capital por el que podría haber varios bancos internacionales interesados, según publica El Confidencial. Entidades financieras como Barclays, Credit Suisse o Societé Generale, que ya colaboró con Florentino para evitar el hundimiento de ACS. Se estima que podrían obtener cerca de un 10% de intereses, pero que los riesgos de la operación también son elevados.

La manera que ofrece Florentino para garantizar la emisión de esos 250 millones de euros en bonos son los ingresos televisivos. Actualmente, el Real Madrid es el club español con más ganancias en este sentido, y recibe unos 163 millones de euros de Mediapro, la empresa que tiene sus derechos de televisión. Una cuantía que quedaría paralizada con el fin de afrontar el periodo de grandes gastos que se avecinan en la casa blanca.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad