El Príncipe Ali, único aspirante 'limpio' de la FIFA

stop

El máximo organismo ha suspendido a Blatter, Platini y Mong-joon por corrupción cuatro meses y medio antes de la elección del nuevo presidente

Bin Al Hussein, Blatter y Platini

08 de octubre de 2015 (18:09 CET)

Los casos de corrupción debilitan a la FIFA y dificultan la elección del futuro presidente. El Comité de Ética del máximo organismo del fútbol mundial ha suspendido al presidente Joseph Blatter y al vicepresidente Michel Platini durante 90 días. El surcoreano Chung Mong-joon ha sido castigado con una sanción de seis años y ha quedado totalmente desactivado. El príncipe jordano Ali Bin Al Hussein es el único candidato limpio para las elecciones del 26 de febrero de 2016 y, de momento, el camerunés Issa Hayatou ha sido nombrado presidente interino de la FIFA.

Blatter está contra las cuerdas. Acorralado. El dirigente suizo, máximo responsable de la FIFA desde 1998, fue reelegido el pasado 29 de mayo, pero el escándalo de la presunta compra de votos para los Mundiales de 2018 y 2022 le obligó a convocar nuevas elecciones. Inicialmente anunció su renuncia, pero posteriormente comunicó que presentaría una candidatura. Argumentó que no había hecho "nada ilegal ni impropio".

La fiscalía suiza contra Platini

Platini, presidente de la UEFA, se había posicionado como su gran rival. La FIFA, sin embargo, activó su maquinaria y el dirigente francés tuvo que justificar el cobro de 1,8 millones de euros por un trabajo que realizó entre 1999 y 2002. El pago, según la fiscalía suiza, se hizo "en detrimento de la FIFA".

El presidente de la UEFA envió una carta a los 54 presidentes de las federaciones que componen el ente continental. En la misma, reconoció el cobro de 1,8 millones a cambio de "trabajar en una amplia gama de asuntos relacionados con el fútbol". "Fue un trabajo a tiempo completo y mis funciones eran conocidas por todos", añadió el dirigente francés, en su defensa.

Presidente interino

El Comité de Ética de la FIFA, asimismo, ha sancionado con seis años de suspensión y una multa de 100.000 a Chung Mong-joon, propietario de Hyundai que había expresado su voluntad de liderar una candidatura.

El único candidato limpio es Ali Bin Al Hussein, máximo rival en las últimas elecciones. El príncipe jordano obtuvo 73 votos, por 133 de Blatter, y en febrero espera obtener el respaldo mayoritario de los dirigentes del fútbol.

La FIFA entra ahora en un periodo de provisionalidad. Issa Hayatou asume, temporalmente, la presidencia, pero el dirigente camerunés ya ha anunciado que no aspira a ser elegido presidente. El fútbol, en breve, entrará en una nueva era.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad