El precio que el Barça ha pagado por Neymar se eleva a 108,5 millones de euros

stop

Nestor Amela, director financiero del club, asegura que el Barcelona reserva otros 8,8 millones al 'caso Neymar' en su nuevo presupuesto

El padre de Neymar con una foto de su hijo y su nieto

02 de octubre de 2014 (00:00 CET)

El fichaje de Neymar por el Barça sigue subiendo de precio. El director financiero del club, Néstor Amela, compareció este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz después de la intervención del padre de Neymar. Durante el interrogatorio, Amela reconoció que el club ha hecho una provisión de gasto de 8,8 millones de euros en su nuevo presupuesto. Se trata de una medida de prevención por posibles pagos futuros a Hacienda derivados del 'caso Neymar'.

Empezó costando 57,1 millones de euros. Posteriormente, y en su primera intervención como presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu reconoció que el total de la operación ascendía a 86,2 millones. Tras la imputación del club por el juez Pablo Ruz, el Barça depositó 13,5 millones en Hacienda que incrementaban los costes a 99,7 millones. Con el nuevo dato aportado por Amela, aunque sea a modo de garantía, el precio de Neymar se eleva a 108,5 millones de euros.

El Barça ha gastado el doble de lo que dijo Rosell

A falta de concluir –y va para largo– el escabroso 'caso Neymar', los números indican que el Barça ha gastado prácticamente el doble de lo que dijo al principio en el fichaje del astro brasileño.

Más allá del precio de traspaso, se incluyen diferentes conceptos paralelos y retribuidos: prima de fichaje (10 millones), derechos preferenciales sobre tres jugadores del Santos (7,9), contrato de marketing (4), contrato de 'scouting' (2), acuerdo de colaboración con la fundación Neymar (2,5) y la comisión del agente (2,7), que coincide que es el padre del futbolista. Este último concepto es el único habitual en este tipo de operaciones y suele incluirse en el salario del jugador.

Asesoramiento fiscal sobre el fichaje

Otro asunto controvertido que confesó Amela en su declaración fue el asesoramiento fiscal que tuvo el club en el fichaje de Neymar. El director financiero del club reconoció que les asesoró Joan de Figarolas, de quien reconoció que es socio del despacho de abogados de Toni Freixa, como publicó Diario Gol en su día. Con la boca pequeña, Amela también reconoció que Figarolas avisó al club de que la operación corría riesgos fiscales pero "solo si las sociedades a las que iba a parar el dinero del traspaso eran inactivas".

Amela no reconoció, en cambio, que Deloitte hubiese avisado al club de ese mismo riesgo fiscal. Ante la documentación presentada por la acusación que demostraba, por escrito, que Deloitte sí que alertó del peligro fiscal que se estaba corriendo, Amela dijo que "no lo recordaba".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad