El poderoso Barça liquida a un Eibar con pocos recursos

stop

El club azulgrana ingresa 30 euros por cada uno de su rival en el Camp Nou a la espera de la gran cita del Bernabéu

Neymar, Messi y Alba celebran la victoria del Barça sobre el Eibar | EFE

18 de octubre de 2014 (22:12 CET)

El Eibar resistió una hora el acoso del Barça, pero se desmoronó en la media hora final (3-0). Una exquisita conexión entre Messi y Xavi acabó con la numantina resistencia guipuzcoana y tranquilizó al líder de la Liga. Marcó el metrónomo azulgrana y también Neymar y el astro argentino, preparados ya para la gran cita del Bernabéu del próximo sábado. El equipo de Luis Enrique mantiene su renta de cuatro puntos respecto a un Madrid demoledor tras un inicio de temporada decepcionante.

Barcelona y Eibar retratan dos realidades antagónicas en un fútbol cada vez más mercantilizado. El club que preside Josep Maria Bartomeu, el segundo con más ingresos del mundo, aprobó unas horas antes del partido un presupuesto de 539 millones de euros, de los que 40 son para pagar a Messi. La entidad guipuzcoana vive con unos números mucho más discretos. En su primera temporada en la máxima categoría del fútbol español, el Eibar mueve 18 millones de euros. Es decir, un euro por cada 30 de su rival.

El Camp Nou triplica la población de Eibar

Eibar, con 28.000 habitantes, es la población más pequeña que tiene un equipo en Primera División. Villarreal tiene 50.000. El Camp Nou puede acoger a 99.000 espectadores, el doble de los habitantes de la población castellonense y más del triple de las personas que viven en la ciudad armera. Hace dos años, el Eibar militaba en Segunda B y en Ipurua sólo caben 6.000 espectadores tras una remodelación de urgencia y de bajo coste.

El Barça, con un centro del campo inédito formado por Mascherano, Xavi y Sergi Roberto, tuvo muchos problemas en la primera parte. Apenas encontró líneas de pase y su bagage ofensivo se redujo a tres acciones de Messi. El Eibar, mientras, pudo marcar en dos remates de Capa y Saul Berjon. Errático en el remate, el equipo de Gaizka Garitano estuvo muy bien ordenado en defensa.

El récord de Zarra, más cerca

El Barça tuvo más criterio y espacios en la segunda parte. Acusó el Eibar el desgaste y se desmoronó tras otra genialidad de Messi que culminó Xavi con un toque sutil en el minuto 60. Superada la ansiedad inicial, el líder puso una marcha más y finiquitó el partido con dos goles en apenas dos minutos (m. 72 y 74) de Neymar y Messi, cada vez más cerca de igualar a Zarra.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad