El padre de Neymar reparte panfletos de su fundación al juez Ruz

stop

La jornada judicial vivió un momento de humor después del testimonio del agente brasileño, que aprovechó para promocionar sus labores solidarias

Neymar y su padre en un acto de la Fundación Neymar: sed de vencer

01 de octubre de 2014 (18:47 CET)

Neymar da Silva, el padre de Neymar Júnior, es un tipo con sentido del humor. Así lo demostró este miércoles durante su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. El ascendiente del delantero del Barça se puso a repartir panfletos promocionales de la fundación Instituto Projeto Neymar entre los juristas allí presentes, según han explicado fuentes judiciales a Diario Gol.

Ni el fiscal José Perals, ni el abogado de la acusación particular Felipe Izquierdo, ni el propio juez se libraron del folleto, que iba acompañado de unas agradables palabras del padre de Neymar que invitaba a colaborar con su fundación. Sin embargo, el juez Ruz fue tajante a la hora de rechazarlo: "No deje papeles en la sala, por favor".

Neymar senior fue el protagonista de la jornada durante su declaración ante Ruz, donde también fue interrogado por el fiscal y el abogado de Jordi Cases. Durante su intervención se produjeron dos contradicciones con respecto a la declaración de Sandro Rosell, en julio.

Las contradicciones de Rosell

Por un lado, el padre del delantero aseguró que ni ha abierto ni tiene intención de abrir oficinas en Barcelona. Aspecto que alegó Rosell en julio, cuando le preguntaron con qué fin se destinaban los cuatro millones de euros en cinco años (800.000 euros por temporada) a la captación de patrocinadores en Brasil. El expresidente dijo que esos cuatro millones iban dirigidos a NR Sport para montar una oficina en la capital catalana y el padre de Neymar lo desmintió.

La otra contradicción, menos gravosa, fue a la pregunta de por qué se cerró el fichaje de Neymar en 2013 y no en 2014, como estaba previsto. En su día, Rosell dijo que el fichaje del brasileño fue una petición expresa del entonces entrenador, ahora fallecido, Tito Vilanova. El progenitor de Neymar, en cambio, dijo que fue una decisión del Santos, que sabía que sacaría más dinero si lo vendía en 2013 porque en 2014 terminaba contrato.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad