El nuevo San Mamés costará 218 millones de euros

stop

El Gobierno vasco, la Diputación de Bizkaia, Kutxabank, el Ayuntamiento de Bilbao y el Athletic pagarán el campo

Imagen de la construcción del nuevo campo junto a San Mamés / Archivo

01 de febrero de 2013 (16:09 CET)

El nuevo San Mamés, o San Mamés Barria, costará 218 millones de euros y la directiva del Athletic estima que podrá ser inaugurado el 15 de septiembre de 2013. Con capacidad para 53.332 localidades, 5.000 menos de las previstas en el primer proyecto, el futuro templo del club vizcaíno sustituirá al mítico San Mamés, que será demolido a principios de junio, una vez concluida la Liga BBVA.

La financiación del nuevo San Mamés, del arquitecto César Azkárate, correrá a cargo de cinco instituciones. El Gobierno vasco aportará 55 millones de euros, igual que la Diputación de Bizkaia y Kutxabank; el Athletic pagará 42 millones de euros y el Ayuntamiento de Bilbao abonará los 11 millones de euros restantes.

Incremento de la masa social

El nuevo San Mamés, que se está construyendo junto al actual campo del Athletic, contará con 122 palcos y permitirá un importante crecimiento de la masa social del club, que pasará de los 34.500 abonados actuales a 42.000 socios. El Athletic, no obstante, no admitirá nuevos afiliados hasta dentro de un año, aproximadamente, ante la imposibilidad de empezar la próxima temporada en la nueva instalación. Los primeros partidos de Liga se disputarán, salvo cambio inesperado, en Anoeta (San Sebastián), el estadio de la Real Sociedad.

San Mamés, que se inauguró el 21 de agosto de 1913, será derribado dos meses antes de cumplir 100 años. Es el único campo de fútbol que, desde su estreno en la temporada 1928-29, ha acogido cada año partidos de Primera División y ha festejado los ocho títulos de Liga del Athletic. También fue la sede de la final de la Copa de 1921 (la Real Federación Española de Fútbol quiere que sea el escenario de la final de este año) y del partido de vuelta de la final de la UEFA de 1977 que disputaron el equipo rojiblanco y la Juventus de Turín.

Mundial de España


San Mamés, la Catedral del fútbol, alcanzó su máxima dimensión internacional en 1982. Fue una de las sedes del Mundial de España y acogió los tres partidos que Inglaterra disputó en la primera fase contra Francia, Checoslovaquia y Kuwait. Debe su nombre a un antiguo asilo situado junto al campo, cuyo coste ascendió a unos 540 euros (89.000 pesetas).

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad