El nuevo contrato televisivo de la Premier costará un 10% más a los aficionados

stop

El suscriptor inglés es el más perjudicado de Europa a la hora de ver el fútbol en casa

Sky Sports ya posee los derechos televisivos de la Premier League

20 de marzo de 2015 (00:00 CET)

El supercontrato de televisión entre la Premier League y las cadenas Sky y BT empieza a tener consecuencias en los bolsillos de los aficionados ingleses. A partir del 1 de junio, la suscripción al canal Sky Sports se incrementará más de 4 euros al mes en el caso de las familias y unos 65 para los grandes contratos, los que tienen los bares por ejemplo.

Las dos compañías pagarán unos 7.000 millones de euros a la competición, aunque el mayor peso del acuerdo lo soporta Sky, que abona más del 75% de la cantidad. El convenio tiene vigencia entre 2016 y 2019. La cadena de Rupert Murdoch teme ahora una serie de deserciones hacia BT, que además la temporada que viene poseerá en exclusiva la Champions League.

Problemas financieros para Sky

Jeremy Darroch, presidente ejecutivo de Sky, ya afirmó tras el acuerdo la posibilidad de un aumento de precios, pero tranquilizó que "la mayoría de gastos extra serán financiados bajando los costes". La cadena ya incrementó el coste de la suscripción casi 3 euros en setiembre, por lo que los aficionados ingleses verán como el fútbol se encarecerá de 42€ a más de 49€ en menos de ocho meses.

La televisión no ha descartado una nueva subida el próximo otoño, cuando se actualizan los precios anualmente. No es el único problema para Sky. La cadena cayó casi un 7% en bolsa tras conocerse la compra de los derechos televisivos de la Premier League, y aún no ha recuperado su valor previo.

El aficionado inglés, el más perjudicado

Gran Bretaña es el país de Europa en el que los abonados al fútbol de pago tienen unas condiciones más desfavorables. Las cadenas imponen los segundos precios más caros del continente (49,8€ de media, sólo por detrás de los 52,1€ de España) y además tienen prohibido emitir los partidos de los sábados a las 15h. La franja horaria, en la que se disputan siete partidos por jornada, está reservada para que los seguidores acudan a los estadios y así potenciar a los clubes del entramado de divisiones inglés.