El nuevo Camp Nou peligra si Bartomeu renuncia a las elecciones del Barça

stop

La oposición asume la necesidad de remodelar el estadio, pero descarta invertir 600 millones de euros

Maqueta de la remodelación del Camp Nou, Agustí Benedito (arriba) y Joan Laporta

15 de marzo de 2015 (23:48 CET)

El ambicioso proyecto de remodelación del Camp Nou, que hace un año aprobaron los socios del FC Barcelona en referéndum, peligra si el actual presidente, Josep Maria Bartomeu, renuncia a las elecciones.

La decisión del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz de sentar en el banquillo a Bartomeu, al expresidente Sandro Rosell y al Barça por presunto fraude fiscal en el fichaje de Neymar deja muy tocado al máximo dirigente y peligran sus planes para el Camp Nou. La propuesta de la actual junta directiva para remodelar el estadio (inaugurado en 1957) fue aprobada mayoritariamente por los socios, pero fue muy criticada por la oposición por su elevado coste.

La estabilidad económica del club

"El proyecto para remodelar el Camp Nou que propone la actual junta directiva pone en riesgo la estabilidad económica del Barça", denunció Agustí Benedito, el segundo candidato más votado en las elecciones de 2010. El líder de la oposición votó en contra en el referéndum de abril de 2014, aunque se posicionó a favor de renovar el coliseo azulgrana por un coste muy inferior a los 600 millones anunciados por Bartomeu y sus directivos.

Joan Laporta, expresidente del FC Barcelona, también considera que la remodelación del Espai Barça propuesta por la actual junta directiva es muy costosa. Durante su mandato, el abogado barcelonés presentó un proyecto de Norman Foster para renovar el campo que costaba unos 250 millones de euros, aunque no contemplaba una transformación interna tan amplia ni la construcción del nuevo Palau, una exigencia de la Euroliga.

Pérdida de patrimonio

El proyecto que presentó Laporta, además, comportaba una pérdida de patrimonio para el FC Barcelona. Su propuesta contemplaba la venta de los actuales terrenos del Miniestadi.

Jordi Farré, líder de la plataforma Som gent normal, también se ha posicionado a favor de una remodelación más barata. "La renovación del Camp Nou es imprescindible, pero a otro precio", destacó Farrè en su presentación oficial como precandidato a la presidencia del Barça.

Un Camp Nou con 105.000 localidades

Toni Freixa, directivo del FC Barcelona que tiene previsto presentar una candidatura al margen de la actual junta, todavía no se ha pronunciado sobre la remodelación del Camp Nou.

La remodelación del Camp Nou propuesta por la actual junta directiva comenzaría en 2016 y terminaría en 2021. La primera grada perderá unas 9.000 localidades y será mucho más vertical para favorecer la visibilidad de los espectadores. En cambio, Bartomeu propone igualar toda la tercera grada para que el futuro estadio tenga una capacidad para 105.000 espectadores.