El método definitivo para conocer el valor de los futbolistas

stop

Los clubes preguntan a los profesores de la Universidad Politécnica de Valencia por esta metodología antes de fichar, vender o fijar el salario de un jugador

Francisco Guijarro, profesor titular de la Universidad Politécnica de Valencia, especialista en la valoración multicriterio y las finanzas

El profesor Francisco Guijarro durante una de sus clases virtuales
El profesor Francisco Guijarro durante una de sus clases virtuales

21 de noviembre de 2014 (00:00 CET)

Los profesores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) Jerónimo Aznar y Francisco Guijarro imparten, desde hace tres años, un curso on line gratuito sobre el valor de mercado de futbolistas. Guijarro atiende a Diario Gol para explicar las particularidades de este novedoso método que ya interesa a varias entidades deportivas, tanto para fichar a jugadores como para gestionar la economía de los clubes.

-Profesor, ¿cómo calculan el valor de un futbolista?

Las bases de la metodología son sencillas, a pesar de que combina conceptos estadísticos y matemáticos de cierta dificultad. Utilizamos la valoración multicriterio, que intenta estimar el valor de un futbolista a partir del precio de traspaso de otros jugadores de similares características. Por ejemplo, para valorar un delantero estudiamos otros futbolistas que juegan en la misma posición. A partir de ahí, elaboramos una jerarquía de variables que influyen en el valor de un jugador: goles, partidos jugados, asistencias, regates, edad, impacto mediático, y un largo etcétera.

-¿Las variables son las mismas para cada caso?

No, siempre dependerá de la posición que el jugador ocupe en el campo. Pero también intervienen otras variables. Por ejemplo, no es lo mismo que el Real Madrid o el Barcelona se interesen por un jugador, que quien lo haga sea un equipo de un presupuesto e impacto mediático mucho menor.

-¿Cuál es la novedad entre su metodología y otras existentes?

La diferencia entre la valoración multicriterio y otras técnicas es la posibilidad de definir el problema de forma más estructurada, por jerarquía. Consideramos todas las variables importantes, divididas en tres grupos (personales, deportivas y contractuales), para definir el valor de un futbolista. En resumen, permite hacer estimaciones con mayor precisión.

-¿Cuál es el mayor problema de este método?

Para nosotros lo más complicado, sobre todo al principio, fue encontrar verdaderos expertos que nos ayudaran en la estructuración del problema y en la emisión de juicios. No siempre se obtenían resultados consistentes. Con el tiempo perfeccionamos este equipo, de manera que pronto empezamos a trabajar con algunos expertos que nos han demostrado precisamente eso, que son unos verdaderos expertos.

-¿Quiénes son esos expertos?

Habitualmente intentamos rodearnos de un grupo de profesionales que conocen bien el jugador que queremos valorar y los otros jugadores que consideramos comparables. Hemos tenido directores técnicos, exfutbolistas, presidentes de clubes, abogados y periodistas. Conviene siempre tener diferentes visiones de un mismo problema, resulta muy enriquecedor.

-Entonces hay clubes que utilizan su metodología, ¿cuáles?

Hemos tenido contacto con varias entidades deportivas que se han mostrado muy interesadas en nuestra metodología. Pero no sólo para poder valorar un jugador concreto, sino también para tomar decisiones de gestión vinculadas a estos resultados. Aquí es donde todavía pensamos que tenemos un campo por explotar muy interesante.

-¿Puede desvelar los nombres de los expertos consultados?

Es una información que preferimos no desvelar, aunque algunos de ellos son muy conocidos y se les ha vinculado a nuestro grupo en los medios de comunicación (ellos son, entre otros, los exjugadores del Valencia CF Fernando Gómez, Amedeo Carboni y Juan Sánchez).

-¿Cuántas valoraciones han hecho hasta el momento y con qué grado de fiabilidad?

El número de jugadores valorados es difícil recordarlo. Ten en cuenta que en ocasiones se puede valorar un jugador concreto, por cuestiones particulares, y en otros casos valorar una plantilla en su conjunto. Para nosotros, la ventaja de la metodología empleada radica precisamente en la fiabilidad y consistencia de los resultados. Ello posibilita que podamos manejar con mayor precisión la significación de nuestros modelos.

-¿Cuál es el último jugador que han valorado?

Un delantero, pero no puedo decirte el nombre.

-¿Cada cuánto tiempo hay que valorar al mismo futbolista?

Un buen momento para hacerlo es cuando interesa comprar o vender, pues puede formar parte de la negociación entre los clubes. Pero los clubes de fútbol son cada vez sociedades más profesionalizadas, y algunas decisiones deben tomarse siguiendo criterios objetivos y consensuados. Nuestra metodología no sólo sirve para valorar futbolistas, sino también para otro tipo de decisiones incluso más importantes que ésta. Por ejemplo, la relacionada con la ficha de los futbolistas. Cuando una presidencia decide la remuneración de sus jugadores, son muchos los factores que intervienen. Es ahí donde también puede entrar nuestra metodología.

-Con sus métodos, ¿vale más Cristiano Ronaldo o Leo Messi?

Pues para eso tendríamos que valorarlos. Para valorar a estos dos jugadores tendríamos que realizar todo un proceso de cálculo en el que intervendría la opinión de estos expertos.

-¿Para qué otros ámbitos puede emplearse este sistema de valoración?

El fútbol ha sido nuestra última aplicación, porque ya lo habíamos empleado en temas muy diversos. Nuestros comienzos fueron en el ámbito de la valoración inmobiliaria. Pero enseguida vimos el potencial del método en otros campos, como la valoración de empresas y la valoración medioambiental. Creo que aún tenemos recorrido y podremos aplicar la valoración multicriterio a campos donde hasta ahora poco o nada se ha hecho, como la valoración de patentes.

-¿Cómo surge la idea de impartir un curso sobre valoración de futbolistas?

Nuestro grupo lleva 15 años vinculado al ámbito de la valoración, de todo tipo de activos. La oportunidad de valoración de los derechos federativos de un jugador de fútbol surgió hace tiempo, cuando se rumoreaba el fichaje de Villa por el Barcelona. Fruto de esta valoración, y de las que posteriormente siguieron, es el actual curso sobre valoración de futbolistas, en un intento por dar a conocer nuestro trabajo a la sociedad.

-¿Cuánta gente ha realizado el curso desde sus inicios?

Esta es nuestra tercera edición. Entre las dos anteriores superamos los 2.000 alumnos inscritos, de todas partes del mundo. Un grupo muy importante es el español, pero este tema suscita muchísimo interés en Iberoamérica.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad