El Manchester United se mueve para fichar a Dani Alves desde el pasado verano

stop

El Barça tiene previsto reunirse con la agente del futbolista entre esta y la próxima semana para resolver su futuro

Dinorah Santa Ana da Silva y su representado y ex marido Dani Alves

25 de marzo de 2015 (23:55 CET)

Días decisivos para el futuro de Dani Alves. El futbolista brasileño deshoja la margarita de las nuevas ofertas que le llueven mientras el Barça decide si pasa a la acción o espera un poco más. Mientras tanto, los rumores sobre el porvenir del jugador no cesan. Fuentes de la representación de futbolistas conectadas con Inglaterra aseguran a Diario Gol que el Manchester United lleva tras los pasos de Alves desde el pasado verano.

Todo quedó en una declaración de intenciones. El United, con Van Gaal recién aterrizado, estaba inmerso en una ambiciosa renovación de plantilla que tuvo unos costes próximos a los 200 millones de euros y en aquel momento, Alves no demostraba el nivel actual. Sin embargo, ante las dificultades por contactar con la agente del futbolista, su ex mujer Dinorah Santa Ana da Silva, prácticamente nueva en el negocio, los técnicos del United acudieron a otros representantes con conocimiento del mercado español para tantear el asunto.

Los emisarios del club inglés se acercaron a las agencias de representación de los futbolistas españoles que tienen en su plantilla, David de Gea y Juan Mata: Gestifute y JM10Sport. Las compañías de Jorge Mendes y del padre de Mata movieron sus hilos sin grandes resultados. Dinorah, la agente que ni siquiera se aseguró de que su estrella terminaba contrato en 2015, no acepta intermediarios en las negociaciones y parece obcecada con seguir en Barcelona.

El tema del dinero...

Los indicadores de interés por parte del United se dispararon hace unos meses, cuando la prensa inglesa se hizo eco de una oferta que le garantizaría un sueldo neto de siete millones de euros por año al lateral brasileño. Una barbaridad, teniendo en cuenta que tiene 32 años. En el Barça percibe 11 millones de euros brutos, una cantidad por la que el club azulgrana no está dispuesto a renovarle.

La nueva comisión del Barça se reunirá en las próximas horas para tratar el asunto. Una vez tomen la decisión que sea, se pondrán en contacto con Dinorah para ofrecerle, probablemente, una renovación a la baja. Se habla de la mitad del sueldo que cobra desde su última renovación, en 2011. Una opción que Alves solo aceptaría si le garantizan tres años de contrato.

Intereses y desconfianzas

Lo curioso del caso es que, a pesar de la falta de interés del Barça en Alves, el jugador apenas se ha dejado querer por otros clubes. Se habló de un posible fichaje por el PSG, desmentido. Y se especula con otros cuatro clubes, además del United. Pero ni Alves ni Dinorah parecen estar por la labor de abandonar Barcelona, donde tienen a sus hijos y varias empresas en común que administra la representante, también propietaria de la UE Sant Andreu. ¿Demasiados intereses para aceptar cambiar de país o demasiadas desconfianzas para dejar marchar sola a su estrella?   

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad