El Madrid se desmorona en las jugadas de estrategia

stop

Cinco rivales le han marcado al equipo de Mourinho en faltas y córners

Mourinho, durante el Real Madrid - Manchester City | EFE

19 de septiembre de 2012 (18:12 CET)

Cinco goles a balón parado. Es el bagaje que acumula el Real Madrid en lo poco que va de temporada. Cinco equipos han conseguido marcar a los hombres de Mourinho, sacando ventaja del juego en estático. El portugués se tira de los pelos.

El Valencia logró un empate en el Bernabéu gracias al remate de cabeza de Jonas, tras una falta lateral. El Getafe consiguió vencer a los blancos en su Coliseum, después de que Valera conectase un centro de falta. Luego vino Messi. La ‘Pulga' quitó las telarañas de la escuadra de Casillas en el Bernabéu, con un libre directo.

Los dos últimos tantos a balón parado han llegado esta semana. Primero fue Trochowski el que aprovechó un córner para anotar el gol de la victoria del Sevilla contra el Madrid. El martes, en Champions, Kolarov sorprendió a Casillas con el centro-chut de una falta que fue estéril a la postre, debido a la victoria blanca.

Mourinho ya no sabe qué hacer


En el último tramo de la campaña pasada, Cazorla con el Málaga y Marcos Senna con el Villarreal también sorprendieron a los blancos. Aquellos goles pusieron contras las cuerdas al Madrid, que posteriormente decidió el título de Liga en el Camp Nou.

Demasiados errores en la defensa del juego estático. Mourinho tiene las alarmas encendidas con esta situación, pero no sabe como resolverla. A finales de agosto ya alertó de esta problemática. "Hemos trabajado más que nunca la organización defensiva en balones parados, y no podemos intensificar más el trabajo que estamos haciendo. Si después existe algún jugador que no cumple con su misión, es un aspecto más fuera de control", espetó Mourinho, desviando la culpa hacia sus jugadores. Casi un mes después sigue sin solucionarse.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad