El Madrid gana al Barça en los juzgados: tiene más directivos procesados

stop

El clásico enfrentará a los dos mejores equipos y a dos juntas más pendientes de los jueces que del resultado deportivo

Florentino Pérez se pone serio con el Barça | EFE

18 de marzo de 2015 (00:00 CET)

El clásico del domingo enfrentará a los dos mejores equipos de la Liga y, posiblemente, a las juntas directivas con más procesos judiciales abiertos del fútbol español. El Madrid toma ventaja en este aspecto, a pesar de que la percepción sea inversa. Tal vez influya el hecho de que los mandatarios azulgrana estén acusados por fraude derivado de la actividad deportiva, mientras que en el palco del Bernabéu las demandas son por negocios ajenos al balompié, mucho menos mediáticos.

El caso Neymar es la piedra en el zapato de la junta directiva del Barça. El huido Sandro Rosell ha arrastrado al club, como persona jurídica, y a su sucesor en la presidencia, Josep Maria Bartomeu, a un juicio por presunto fraude fiscal en la contratación del jugador. Este asunto, no menor, es la comidilla en los círculos empresariales, informativos y deportivos de la capital. Pero no hay que olvidar que, a pesar de que la gestión de la operación fue un desastre y Rosell su responsable, la polémica con la justicia se debe a una diferente interpretación de los tipos impositivos.

El último dilema en los pasillos del coliseo azulgrana es la intervención de Banca Privada d'Andorra, presidida por el directivo Ramón Cierco.

Dinero negro 

En el palco del Bernabéu la situación es, si cabe, más seria. El vocal Luis Blasco Bosqued está imputado por uso de las tarjetas b de Caja Madrid. En este mismo caso sorprende que el club haya borrado de su web a otros dos implicados con el escándalo de la entidad financiera. Guillermo Marcos Guerrero y Ángel Rizaldos González han desaparecido del organigrama de la institución madridista sin dejar huella, después de estar relacionados e imputados con los pagos con dinero negro. Nadie ha notificado su dimisión. Parece como si se hubieran volatilizado.

Otro de los 12 vocales de Florentino Pérez es Gumersindo Santamaría Gil. Este inversor fue presidente del Club de Golf La Moraleja hasta 2009 y sobre su gestión hubo una sombra de posibles delitos societarios. El Juzgado de Instrucción número 2 de Alcobendas terminó por archivar la querella que pesaba sobre él y otros tres expresidentes, según informan fuentes del club.

Florentino 'vive' en los juzgados

Florentino, sin embargo, es el directivo del Madrid con más presencia en los juzgados en los últimos meses. Hasta ahora ha participado como testigo, pero en los próximos juicios deberá responder en primera persona por su gestión en el club y en su constructora, ACS. El 25 de noviembre, el Madrid responderá ante el juez como persona jurídica por el cambio de estatutos que ideó Floro para evitar, supuestamente, que la institución cayera en manos de un jeque. Sin embargo, sus medidas condicionan a los socios españoles: sólo 322 podrían ser presidentes en la situación actual: los candidatos deben avalar el 15% del presupuesto con su patrimonio personal, una cifra que hoy sería de 80 millones.

En relación a la otra demanda, Florentino y el consejo de administración de ACS deberán responder ante el juez por una acusación de fraude y falseamiento de las cuentas de 2012. El presidente madridista, además, ha declarado como testigo en la Operación Púnica, y la constructora ha perdido un juicio por estafa al Gobierno balear.