El Madrid ahuyenta sus miedos ante el euroderbi

stop

Ancelotti se ha erigido en el verdadero agitador del equipo blanco, que afronta contra el Atlético de Madrid el partido más trascendente de la temporada

Guerra de guerrillas entre el Atlético y el Real Madrid en el duelo de Champions en el Calderón | EFE

21 de abril de 2015 (16:53 CET)

Los apostantes ven favorito al Madrid en el euroderbi de Champions contra el Atlético, no así el madridismo, que desde que conoció la grave lesión de Luka Modrić parece como si una gran nube de pesimismo tóxico hubiera caído sobre sus cabezas. El croata es medio equipo en la medular, determinante en el juego madridista. Quiérase o no, deberá notarlo el conjunto de Ancelotti. Que además del Modrić, pierde también a Gareth Bale y Karim Benzema, por lesión, y a Marcelo, por acumulación de tarjetas.

Cuatro bajas estratégicas que pesarían como una losa en cualquier equipo con cara y ojos. Ya lo ha padecido el Bayern Munich, por poner un ejemplo. Aunque no todos están desfondados en el Real Madrid. Carletto se ha erigido en los últimos días en el verdadero agitador de un grupo que mañana afrontará en el Bernabéu el partido más trascendente de la temporada, y que en caso de repetirse la historia de los últimos siete derbis, acarreará para varios componentes de la actual plantilla madridista –incluido el técnico italiano–, nefastas consecuencias. "No es momento de lamentos y sí de motivaciones. Sois el mejor vestuario del mundo", les dijo a sus jugadores en Valdebebas en un intento de ahuyentar el victimismo frente al Atlético de Madrid.

Varios comodines para armar el puzle

Aunque Ancelotti cuenta con varios comodines para armar el puzle, parece tener muy claro qué piezas sacará del banquillo para dar réplica a los del Cholo Simeone. La baja de Marcelo en el lateral zurdo la cubrirá con Fábio Coentrão, su sustituto natural. De la decena de ocasiones en las que no ha jugado el brasileño, en nueve, lo ha hecho el portugués. Una sola vez jugó Carvajal: en la ida de Copa ante el Cornellà (1-4). Coentrão, que abandonará el Real Madrid el próximo 30 de junio, es un especialista en aparecer por sorpresa en partidos importantes. Jugó la final de Copa contra el FC Barcelona (2-1). Jugó la Supercopa de Europa contra el Sevilla FC (2-0). Participó en la goleada al Bayern, en el Allianz Arena (0-4), en la semifinal de Champions del pasado año. Y estuvo, como no, en la conquista de la Décima en Lisboa ante el Atlético (4-1).

La plaza del añorado Modrić la ocupará Illarramendi. El Real Madrid ha jugado 26 partidos este curso sin el volante croata. Isco (ocho), Khedira (siete), Illarra (siete) y Lucas Silva (tres), se han turnado en las sustituciones. El internacional alemán ya está fuera del equipo –y del club–, y el malagueño se hará con un puesto en el once ante la ausencia del galés Gareth Bale. El brasileño Lucas Silva debutó con los blancos en Liga en la jornada 23 ante el Dépor, en el Bernabéu (2-0). Repitió contra el Elche (0-2), Villarreal (1-1), Athletic Club (1-0) y Levante (2-0), y desapareció. El empate ante el equipo de García Toral y la derrota en San Mamés le han pasado factura.

Chicharito, recambio natural de Benzema

Karim Benzema sufre un esguince del ligamento lateral interno leve. Jugar ante el Atleti le podría salir por un ojo de la cara, verá el choque desde la grada. Siete partidos ha dejado de jugar el francés esta temporada: cuatro de Liga, dos de Champions y uno de Copa. Contra el Málaga CF (3-1), Ancelotti alineó a James, Bale, Cristiano e Isco. Aunque Chicharito entró en el minuto 4, cuando se lesionó el galés. Siempre que ha faltado el 9 del Madrid, su recambio ha sido el mexicano. Además, frente a los malacitanos, mantuvo encendido el ataque blanco y protagonizó la jugada que acabó con el gol de Cristiano. El hecho de que el técnico italiano apueste por reforzar el centro del campo del Madrid, resta posibilidades a Jesé. Podría salir desde el foso en función de cómo vaya el partido.

Otros que también han destacado por levantar los decaídos ánimos en Valdebebas han sido Ramos, Pepe y Cristiano. Aunque si hay un futbolista que ha sobresalido en este sentido ha sido James. El artillero colombiano se ha revelado desde principios de temporada como otro jugador de peso en la plantilla blanca. Dentro y fuera del campo. Con Modrić en el dique seco, a la Bota de Oro del Mundial de Brasil le tocará multiplicarse y asociarse en ataque con el crack portugués. Catorce goles lleva anotados James Rodríguez con el Madrid entre Liga (diez), Champions (uno), Copa (dos) y Supercopa de España (uno). Este último, ante el Atlético de Madrid en el partido de ida (1-1). Es la gran esperanza blanca. Con permiso del Cholo Simeone, claro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad