El Madrid acelera los fichajes por el temor de una sanción de la FIFA

stop

El club blanco ha contratado a Lucas Silva y Danilo, y busca sustituto de Casillas sin la competencia del Barça

Danilo y Lucas Silva, los dos últimos fichajes del Real Madrid

10 de abril de 2015 (23:46 CET)

El Real Madrid ha acelerado la contratación de futbolistas para la próxima temporada ante la posibilidad de que la FIFA castigue su política de fichajes de menores e imponga una sanción parecida a la del FC Barcelona.

El club que preside Florentino Pérez fichó a Lucas Silva, Martin Odegaard y Marco Asensio durante el mercado de invierno. La pasada semana, el Madrid anunció también el fichaje de Danilo (Oporto) y ahora negocia la contratación de un portero de garantías para suplir a Iker Casillas, a quien Florentino quiere despedir cuando acabe esta temporada. La primera opción es el español David de Gea, del Manchester United. También negocia con River Plate por el joven Batalla, que podría jugar en el Castilla o ser el tercer portero del primer equipo.

Godoy y Macías

El Madrid, según fuentes próximas de la entidad, quiere acelerar los fichajes ante la presión de la FIFA, que investiga la contratación de 50 menores del club. Entre ellos está el venezolano Manuel Godoy. El máximo organismo del fútbol mundial también analizó la situación de su compatriota Fernando Macías, que actualmente juega en el Rayo Vallecano.

Presionado por la FIFA, el Madrid ha querido aprovechar la sanción del Barça para evitar el encarecimiento que se produce cuando los dos grandes clubes de la Liga pugnan por un futbolista. Es el caso, por ejemplo, de Danilo, a quien la entidad azulgrana propuso que se quedara un año en el Oporto antes de recalar en el Camp Nou. El Madrid ha pagado unos 30 millones de euros por el lateral brasileño, que previamente jugó en el Santos brasileño.

Enero de 2016

El Barça fue sancionado en abril de 2014 por incumplir el reglamento de la FIFA (artículo 19 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de jugadores). El club azulgrana no puede inscribir nuevos futbolistas hasta el 1 de enero de 2016, circunstancia que minimizará el habitual intercambio de cromos que se produce en cualquier campaña electoral a la presidencia del club.