El Levante-Madrid termina en trifulca

stop

Ballesteros agarró del cuello y le propinó un puñetazo a Pepe al acabar el partido en el Ciutat de València

Cristiano Ronaldo y Ballesteros, encarados en el terreno de juego durante la pasada temporada | Archivo

12 de noviembre de 2012 (01:30 CET)

El Levante-Madrid terminó con una tangana monumental. Con insultos y peleas entre los futbolistas de ambos equipos en el Ciutat de València. Ballesteros y Pepe fueron los principales protagonistas de unas escenas bochornosas. Según informó Onda Cero, el defensa azulgrana agarró al internacional portugués del cuello y le propinó un puñetazo en los vestuarios del estadio.

Unos minutos más tarde, el futbolista levantinista Juanfran, que no confirmó la agresión, compareció telefónicamente en el programa Punto Pelota y aseguró que Pepe se puso a bailar de forma burlona delante del vestuario del Levante. Ello provocó una reacción airada de los jugadores azulgrana y la consecuente tangana, en la que tuvieron que intervenir los cuerpos de seguridad del estadio e, inlcuso, la policía.

Buscando a Cristiano Ronaldo

La versión del Real Madrid, en cambio, apunta que Ballesteros originó la trifulca al irrumpir de manera agresiva en una dependencia en la que se encontraba Cristiano Ronaldo. El propio Ballesteros reconoció a diversos medios de comunicación haber ido al citado vestuario, pero aclaró que su única intención era preocuparse por el estado del portugués, tras la aparatosa brecha que se hizo en la ceja al recibir un codazo de David Navarro durante el choque.

Probablemente la aparición de Ballesteros fue interpretada de otra manera por algunos jugadores del Madrid, entre los que estaban Adán y Pepe, lo que acabó originando una pelea en la que llegaron a las manos. Sergio Ramos expresó su opinión minutos después: "Si a Ballesteros le gusta más el boxeo, que se dedique a eso y no al fútbol".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad