El lado ruinoso de la fórmula 1

stop

El Gran Premio de Corea acumula pérdidas de 123 millones de euros desde su inauguración, en 2010

El trazado del Gran Premio de Europa

22 de noviembre de 2012 (19:31 CET)

Termina el Mundial y es hora de hacer balance. La fórmula 1, bajo el control del grupo CVC Capital desde 2006, es uno de los negocios que mueve más dinero en el mundo. Este deporte cuenta con 515 millones de espectadores en todo el planeta distribuidos en 187 países y está presente en todos los mercados. Sin embargo, algunos de los Grandes Premios del Mundial, trazados diseñados por Hermann Tilke, resultan poco o nada rentables. El circuito de Yeongam en Corea (celebrado en octubre), sin ir más lejos, acumula pérdidas de 123 millones de euros desde su inauguración, en 2010, según datos de la organización.

Corea se ha asegurado la fórmula 1 hasta 2016. Los únicos datos alentadores de los organizadores es que las pérdidas han disminuido año a año (51,4 millones de euros en 2010; 43,6 millones en 2011, y 28 millones en 2012). El problema se agrava cuando son los contribuyentes de la provincia donde se celebra la prueba, South Jeolla (tiene menos de dos millones de habitantes), los que deben asumir la deuda. Valencia tampoco escapa a la crisis de la fórmula 1 con pérdidas, eso sí, menores (dos millones de euros en 2012, además del canon de 20 millones). Cabe recordar que Estados Unidos tampoco ha sabido rentabilizar el negocio históricamente.

Beneficios a largo plazo

Los promotores de los Grandes Premios argumentan que los beneficios de este deporte son a largo plazo, en materia de turismo y mejora de la marca nacional. Lo cierto es que la fórmula 1 es un negocio muy atractivo para los mercados emergentes. Asia ya cuenta con seis circuitos (Corea, Japón, India, China, Singapur y Malasia), y otros dos se encuentran en Middle East (Abu Dhabi y Bahrain). Esta globalización, sin embargo, molesta a varios de los equipos de la parrilla, ya que los gastos se han disparado desde que el calendario le diera prioridad al continente europeo.

Sea como sea, el grupo CVC Capital ha renovado el negocio de la fórmula 1 a nivel de comercialización de derechos. Compró el Campeonato Mundial de fórmula 1 (valorado en más de siete mil millones de euros) a través de varios fondos de inversión. Lehman Brothers y Bambino Holdings poseen una parte menor del negocio. Además, hasta tres grupos inversores (Waddell & Reed, BlackRock y Norges Bank Investment Management) han adquirido participaciones de CVC por un valor de 1.600 millones de euros recientemente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad