El juez pone firme al Barça y le exige que aclare las cuentas

stop

Martínez Borrego se queja de falta de información ofecida tras los interrogatorios de Bartomeu, Rosell y Faus

Josep Mª Bartomeu, con su abogado Fernando Cerdá a la izquierda, se sienta frente al juez Martínez Borrego | V. Malo

16 de septiembre de 2014 (20:45 CET)

José Manuel Martínez Borrego, juez encargado de resolver sobre la acción de responsabilidad interpuesta por el FC Barcelona contra Joan Laporta y 16 exdirectivos, fue contundente este martes con el vicepresidente del Barça Javier Faus, al que mandó un recado claro: "Me quejo por falta de información. Las cuentas no están claras".

Faus compareció ante el juez sobre las 12:30 horas, con el tiempo justo para coger un avión rumbo a Nueva York, y acarreó con las tensiones originadas durante las anteriores comparecencias de sus colegas Sandro Rosell –declaró el mismo día, justo antes que Faus– y Josep María Bartomeu, que prestó declaración el lunes. Ambos delegaron muchas de las preguntas de los 15 abogados en Faus y, cuando llegó su turno, no tuvo respuestas para todos.

Las siete salvedades siguen en disputa

El vicepresidente económico del Barça fue cuestionado sobre las siete polémicas salvedades que ponen en entredicho la reformulación de cuentas que hizo el propio Faus –así lo confirmó ante el juez– y que imputa unas pérdidas de 47,6 millones de euros a la junta de Laporta al final de su mandato: las disputas con Sogecable y Mediapro, la devaluación del valor de los terrenos de Viladecans, la venta de los terrenos de Sant Joan Despí y los casos referentes a Henry y Baena.

El juez se mostró levemente molesto al comprobar que la tasación del auditor, Deloitte, no coincidía con exactitud con los importes imputados finalmente en la reformulación de cuentas de Faus. Por ejemplo, Deloitte tasó las pérdidas de Henry en 6,9 millones y finalmente el club lo contabilizó por valor de 8,2 millones –cosa que trató de aclarar Bartomeu este lunes–; Deloitte cifró el 'caso Baena' en 3,8 millones no ingresados, pero en las cuentas figuran 3,9 millones; por último, los terrenos de Sant Joan Despí estaban valorados en 14,6 millones en la auditoría de Deloitte y en la reformulación de Faus se elevaban a 14,9 millones. Preguntas todavía sin respuesta.

Faus se ofrece a colaborar

La más sonada de estas incongruencias es la relativa a la disputa con Sogecable. Varios abogados de la parte demandada sostienen que la provisión de gastos por valor de 37,9 millones de euros que se aplicó a la junta de Laporta fue excesiva y, además, aseguran que ello derivó en beneficios para los ejercicios posteriores del mandato de Rosell. En concreto, hablaron de 32 millones de euros de beneficios que, según defienden los letrados, habría que restar a las pérdidas de Laporta.

Faus se ofreció a buscar más documentación sobre estas cuestiones y a volver a declarar ante el juez para tratar de resolverlas. Sin embargo, su predisposición no convenció a Martínez Borrego, que quiso manifestar su descontento para cerrar la sesión.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad