El juez mantiene imputado a Leo Messi por fraude fiscal

stop

El magistrado hace caso omiso a la petición de Fiscalía de dejar fuera de la causa al astro argentino

Leo y Jorge Messi

28 de julio de 2014 (13:15 CET)

Leo Messi está cerca de sentarse en el banquillo de los acusados por estafa. El juzgado de instruccíón número 3 de Gavà ha hecho caso omiso a la petición de la Fiscalía de dejar fuera de la causa al astro argentino. El magistrado ha cerrado la fase de investigación con el delantero todavía imputado y ahora espera que las partes presenten sus escritos finales en un plazo de díez días.

Sobre el jugador del FC Barcelona y su padre, Jorge Horacio, pesan tres delitos por fraude fiscal que ascienden a 4,1 millones de euros. Messi aún podría eludir el juicio. Todo dependerá de la valoración que el tribunal haga del relato de las diferentes partes. 

El Ministerio Público había pedido hace unas semanas centrar el caso únicamente en el padre del crack. "Lionel A. Messi no intervenía en la toma de decisiones sobre la gestión y canalización de sus ingresos ni conocía realmente el alcance, dimensión, finalidad y efectos del entramado societario", aseguraba en su escrito. No obstante, la Fiscal Raquel Amado se encontró con la oposición frontal de la Abogacía del Estado, que representa los intereses de Hacienda y pedía su enjuiciamiento.

Indicios del conocimiento

En su auto, el magistrado rechaza realizar más diligencias, tal y como proponía el abogado Cristóbal Martell, el letrado defensor de Messi. El objetivo de éstas era demostrar que el delantero azulgrana había tenido cero implicación en los negocios al respecto de sus derechos de imagen.

El juez señala que para dictar la presente resolución "basta con que existan indicios de que Lionel Andrés Messi ha podido conocer y consentir la conducta defraudatoria, incluso a título de dolo eventual, sin que sea necesario ni que tales indicios hayan sido plenamente acreditados ni que dicho conocimiento pueda haber abarcado todas las operaciones contables o societarias o la cuantía exacta de lo defraudado".

El caso dura un año

La causa contra Leo Messi comenzó el verano pasado, cuando la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona presentó una querella contra el cuatro veces ganador del Balón de Oro. El escrito acusaba al jugador de fraude fiscal en los años 2007, 2008 y 2009 por lo que se refiere a la declaración de sus ingresos por derechos de imagen.

Messi abonó cinco millones de euros por esos años y complementó sus declaraciones de los años 2010, 2011 y 2012 con 22 millones de euros más para evitar nuevos problemas penales. En 2013, Messi ha pagado al Fisco 13 millones de euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad