El juez levanta el bloqueo judicial al balonmano catalán

stop

El juzgado mercantil 6 de Barcelona desestima la impugnación del concurso de acreedores impulsada por el Ayuntamiento de Cerdanyola

Tomás Moral preside la FCH | V.Malo

16 de octubre de 2014 (23:57 CET)

El balonmano catalán coge un poco de aire. La duda está en saber por cuanto tiempo. El juez del juzgado de lo mercantil número 6 de Barcelona, Francisco Javier Fernández Álvarez, ha rechazado la impugnación solicitada por el Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès sobre el convenio de acreedores presentado por la Federación Catalana de Balonmano (FCH) con el visto bueno del administrador concursal, Christian Herrera Petrus.

Esta sentencia implica que el juez da por bueno el acuerdo adoptado por las partes tras más de un año con la FCH sometida a un concurso de acreedores voluntario: una quita del 60% de la deuda de la federación –4,2 millones de euros– a pagar en ocho años. Ello significa el pago del 12,5% de la deuda cada año hasta 2022.

El juez ha desestimado las alegaciones presentadas por el consistorio, al que condena al pago de las costas, para impugnar el convenio por considerar que no "se advierte ninguna infracción", según puede leerse en la sentencia. Asimismo, Fernández Álvarez recuerda que el Ayuntamiento solo es acreedor del 0,05% de la deuda total de la federación, que se corresponde con tan solo 502,17 euros.

El objetivo de la FCH es que el Ayuntamiento no recurra la sentencia 

En este sentido, y según se entiende en la sentencia (página 4/6), el juez considera que el motivo de la impugnación del convenio no es tanto por una disconformidad sobre el acuerdo alcanzado sino por otros motivos que enfrentan al Ayuntamiento con la FCH: la resolución del contrato de concesión para la explotación del PEM (Pabelló Esportiu Municipal) Guiera.

Aunque son buenas noticias para la Federación Catalana de Balonmano, la dirección de la institución deportiva todavía no se queda tranquila. Tras adoptar el fallo, el juez deja abierta la posibilidad de que Cerdanyola del Vallès interponga recurso de apelación sobre la decisión adoptada. Esta acción paralizaría la firmeza del convenio durante siete u ocho meses más y, de rebote, comportaría que la 'Fede' no pueda recibir las subvenciones de 2013 y 2014 que tiene pendientes por parte de la Generalitat de Catalunya.

El tercer deporte más practicado en Cataluña

Por este motivo, la FCH ha realizado una convocatoria masiva de la familia del balonmano, tercer deporte más practicado de Cataluña, para que se movilice en la Plaza del Ayuntamiento de Cerdanyola y entregue una carta a la alcaldesa, Carme Carmona. Bajo el lema "Catalunya vol handbol" (Cataluña quiere balonmano), los jugadores, entrenadores, árbitros, dirigentes y aficionados del balonmano catalán pedirán al Ayuntamiento que no recurra la decisión del juez en los 20 días que tiene de plazo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad