El Johan Cruyff más altruista también hace historia en Barcelona

stop

La Fundación que lleva su nombre inaugura el primer Cruyff Court de la capital catalana el día que acuerda la rescisión de su contrato como seleccionador catalán

El Cruyff Court del patio de la escuela La Sagrera, en Barcelona | Andrés Tejedera

07 de noviembre de 2012 (14:18 CET)

Johan Cruyff conquistó tres Copas de Europa con el Ajax y cambió la historia del Barça. Primero, como futbolista, al ganar la Liga de 1974 y, después, como entrenador. Bajo su dirección, el equipo azulgrana encadenó cuatro Ligas y alzó su primera Copa de Europa. Este miércoles, 'el flaco' ha hecho otra vez historia en la capital catalana. La Fundación que lleva su nombre ha inaugurado el primer Cruyff Court de Barcelona.

Cruyff ha destapado su vertiente más altruista en el patio de la escuela La Sagrera ("Patio 14", el número que portó el ex futbolista), en el barrio de Poble Nou. Este centro cuenta con 72 alumnos entre la enseñanza primaria y la secundaria, y está especializado en chicos y chicas que presentan carencias educativas específicas y con necesidades educativas especiales.

Después de presentar el proyecto e inaugurar el Cruyff Court (un pequeño campo de fútbol, de uso público, financiados por la Fundación y la administración local), Johan ha atendido a dos alumnos que le han hecho varias preguntas y a los medios de comunicación. "No he elegido yo esta escuela", ha bromeado el holandés, satisfecho por su proyecto soliario. "Supongo que va a gustar mucho. Sois un barrio de prueba. Hay mucho trabajo de antemano", ha recalcado Cruyff.

El sexto en Catalunya

El de la escuela La Sagrera es el sexto Cruyff Court de Catalunya. Anteriormente, inauguró los de Reus (Tarragona), Vilanova (Barcelona), El Vendrell (Tarragona), Igualada (Barcelona) y Mollerussa (Lleida). En todo el mundo, no obstante, hay más de 140 campos de este tipo repartidos por Holanda, Inglaterra, Marruecos, Las Antillas, Suráfrica, Brasil, Israel y Uganda. Ésta es una más de las iniciativas de la Fundación Cruyff, que llega a más de 3.500 niños con discapacidad de más de 20 países.

Johan Cruyff también ha dedicado unos minutos a hablar de la actualidad, aunque sin entrar en polémicas. Sobre el buen arranque del Barça de Vilanova ha destacado que los "jugadores protegen al entrenador jugando al 110 por ciento". Eso sí, ha comentado que "es mucho más rentable tirar del fútbol base". "Donde hay poca experiencia, hay mucha frescura. El Milan de Sacchi, el Ajax de mi época y el Barça actual tienen mucha más vida", ha añadido uno de los grandes mitos del fútbol del siglo XX, ganador del Balón de Oro en tres ocasiones.

Preguntado por el fichaje de Txiki Begiristain por el Manchester City, Cruyff ha comentado que "se puede intentar implantar el modelo Barça en otro equipo", pero duda de su viabilidad deportiva. Asimismo, ha apuntado que Pep Guardiola "puede elegir lo que quiera y cómo lo quiera". En cuanto al Balón de Oro, asegura que hay muchos candidatos, pero cree que Iniesta será el rival principal de Messi y Cristiano Ronaldo.

Cruyff rescinde su contrato como seleccionador catalán

Cruyff es, actualmente, asesor técnico del CD Guadalajara mexicano y seleccionador de la selección catalana, cargo que abandonará a principios de enero de 2013 tras llegar a un acuerdo con Andreu Subies, presidente de la Federació Catalana de Fútbol, para rescindir su contrato. El 2 de enero, Cruyff dirigirá por última vez a la selección catalana en Cornellà-El Prat ante un rival todavía por determinar.

En el Barça, su gloriosa etapa finalizó en 1996 al ser despedido por el ex presidente Josep Lluís Núñez. Nunca más regresó al club, aunque asesoró al ex presidente Joan Laporta entre 2003 y 2010. En marzo de 2010, el ex dirigente azulgrana le concedió el título de Presidente de Honor del Barça. Entonces, Pep Guardiola era el entrenador del primer equipo y Txiki Begiristain, el secretario técnico. Cuatro meses después, Sandro Rosell accedió a la presidencia del club y anunció que los socios debían ratificar el nombramiento del holandés. Molesto, Cruyff renunció al cargo y entregó la insignia que le había dado Laporta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad