El intervencionismo de Florentino Pérez precipita el fracaso deportivo del Madrid

stop

El presidente blanco invirtió 130 millones en fichajes tras ganar la Décima pero dejó escapar a Di María, Xabi Alonso y su último verdugo, Morata

Víctor Malo

Álvaro Morata, el verdugo del Madrid (izquierda) - Cristiano Ronaldo se lamenta contra la Juventus | EFE
Álvaro Morata, el verdugo del Madrid (izquierda) - Cristiano Ronaldo se lamenta contra la Juventus | EFE

13 de mayo de 2015 (23:38 CET)

Florentino Pérez ha vuelto a llevar al Real Madrid al fracaso deportivo. En el Bernabéu y ante su gente, el equipo blanco fue incapaz de ganar a un equipo teóricamente inferior que demostró no serlo, la Juventus de Turín (1-1). Con Cristiano desaparecido, Bale poco acertado y Casillas en modo agridulce, con acciones de torpeza en los minutos decisivos, el Madrid se despidió de la Champions cuatro días después de perder las esperanzas de ganar la Liga.

Tras una temporada de éxito con la conquista de la Champions y la Copa el curso pasado, el intervencionismo del presidente blanco durante el mercado de fichajes –imponiendo su criterio al del entrenador– debilitó al equipo ganador que llevó la Décima a las vitrinas del Bernabéu. Florentino impuso una serie de fichajes que no eran compartidos por el técnico, Carlo Ancelotti, y permitió la salida de tres jugadores importantes: Ángel di María, Xabi Alono y Álvaro Morata.

Aspiraban al sextete tras la Supercopa de Europa

Éste último, formado en La Fábrica, se convirtió en el verdugo blanco. Morata marcó el primer gol de la eliminatoria en Turín y sentenció al Madrid en el Bernabéu al batir a Casillas con un disparo seco, pero centrado, ante el que Iker pudo haber hecho más. Los goles de Morata recuerdan a otros killers blancos que se vengaron del Bernabéu tras salir por la puerta de atrás, como Fernando Morientes, Samuel Eto'o y el actual técnico del Barça, Luis Enrique Martínez.

El Madrid ha invertido esta temporada 130 millones de euros en cuatro fichajes, dos con acierto –James Rodríguez (80 millones) y Tony Kroos (25)– y dos sin apenas protagonismo –Keylor Navas (10) y Lucas Silva (15)–, pero no ha sabido rentabilizar la inversión. Y eso que tras el gran partido de la Supercopa de Europa contra el Sevilla, muchos medios ya hablaban de sextete.

En septiembre el Bernabéu ya gritó "Florentino dimisión"

El equipo de Carletto conquistó aquella Supercopa y el Mundial de Clubes en Marruecos, pero dijo adiós a la Copa del Rey y, ahora, a la Champions. Solo queda la Liga y las opciones son mínimas. Si el Barça –que está a cuatro partidos de ganar el triplete– gana este domingo en el Calderón, se proclamará campeón de Liga y dejará vacías las esperanzas de un equipo que empezó la temporada a ritmo de récord y ha terminado fundido.

La actuación del intocable presidente vuelve a estar en el punto de mira. Queda demostrado que la eficaz gestión económica no es garantía de éxito en lo deportivo. Floro gastó 130 millones en fichajes pero ingresó 105 millones con la venta de jugadores. Buenos números, malos resultados. En septiembre, y a pesar de conquistar la Décima hacía escasos meses, ya se escuchaban gritos de "Florentino dimisión" en el Bernabéu.

12 años, 1.200 millones y 15 títulos

El Madrid de Florentino lleva 1.213 millones de euros invertidos en fichajes a lo largo de 12 temporadas (2000-2006 y 2009-2015). La media es fácil: 100 millones al año. En ese tiempo ha conquistado 15 títulos, entre los que destacan tres Ligas, dos Champions y dos Copas.   

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad