El idilio entre Pau Gasol y los Lakers se acaba

stop

Mike d'Antoni, técnico de la franquicia de Los Ángeles, quiere invertir los 15 millones de euros que percibe el ala-pívot en otros jugadores

Pau Gasol, en un partido de los Lakers de esta temporada / EFE

29 de noviembre de 2012 (12:56 CET)

El idilio entre Pau Gasol y los Lakers se apaga. El ala-pívot español ha perdido mucha cuota de poder en el equipo angelino y Mike d'Antoni, su actual entrenador, no está satisfecho con su aportación. Quiere que sea más versátil, que tire más desde fuera, y no descarta un intercambio con algún jugador de otra franquicia. Una opción que sugirió Magic Johnson, uno de los grandes mitos de los Lakers, que desearía sustituir a Gasol por Josh Smith, jugador de los Atlanta Hawks.

D'Antoni retrató su descontento con el rendimiento de Pau Gasol en el partido que los Lakers perdieron contra los Grizzlies. El ala-pívot no jugó ni un minuto en el último cuarto de otro duelo contra su hermano Marc. "Pau es un grandísisimo jugador y siempre lo será. No quise faltarle al respeto ni menospreciarle", comentó el actual entrenador de los Lakers. "Tenemos que encontrar la fórmula para involucrarle más en el ataque. No puede ser que nuestros pívots sólo tiren seis o siete veces a canasta", añadió D'Antoni.

"Si sobreviví a Phil Jackson [ex entrenador de los Lakers], que siempre me estaba pinchando, podré con todo lo demás. No estoy incómodo tirando desde fuera, pero no quiero que mi juego se reduzca a eso", respondió Pau Gasol, que arrastra una tendinitis en ambas rodillas que dificulta sus movimientos.

¿Destino Minnesota?

D'Antoni aguarda una reacción de Gasol a la espera de que Steve Nash y Steve Blake reciban el alta médica. Entonces se podría agilizar el traspaso del ala-pívot de Sant Boi, que cobra unos 15 millones de euros (19 millones de dólares) por temporada, cantidad que los Lakers preferirían invertir en otros jugadores. Uno de los posibles destinos de Gasol sería los Minnesota Timberwolves, equipo en el que milita el base Ricky Rubio (en breve podrá volver a jugar tras ocho meses de baja por una rotura del ligamento anterior cruzado de la rodilla izquierda).

Elegido mejor ala-pívot de la historia de la franquicia californiana en 2010, Gasol ya no es el mejor aliado de Kobe Bryant en la pista. Ha quedado relegado a un segundo plano tras el fichaje de Dwight Howard, posiblemente el jugador más espectacular de la NBA, y sus actuales estadísticas son correctas, pero no maravillosas: 13,1 puntos y 9,1 rebotes por partido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad