El Granada da la campanada en su visita al Villamarín (1-2)

stop

Los goles de Torje y Mikel Rico permiten a los de Anquela salir momentáneamente de los puestos de descenso

Celebración del gol granadino

10 de noviembre de 2012 (14:02 CET)

El Granada se impuso a domicilio en el campo del Betis en el derbi andaluz adelantado a la 11ª jornada de la Liga BBVA (1-2). Los de Anquela se escapan momentáneamente de la zona de descenso, a expensas de lo que suceda en el resto de partidos. Torje y Mikel Rico firmaron los tantos de los franjirrojos que restaron valor el tanto de Rubén Castro para los locales.

Los de Pepe Mel por su parte acusaron el cansancio acumulado por el partido disputado el lunes en Getafe y dejaron escapar la ocasión de dormir en puestos de Liga de Campeones. Aún así, los béticos suman solo dos derrotas en los últimos ocho partidos mientras que, al contrario, el Granada sale de una racha de tres derrotas seguidas.

Los de Anquela, que respira en el banquillo granadino, saltaron al campo con la imperiosa necesidad de sumar. Serios en defensa evitaron las internadas locales mientras que en ataque, pronto se acercaron a las inmediaciones de Adrián. La segunda incorporación de Dani Benítez por la banda izquierda tuvo premio.

Un mal despeje del portero local a un centro del extremo visitante, lo fusiló Torje para adelantar al Granada (0-1). Poco después la volvió a tener el autor del tanto, mientras que el Betis no conseguía crear ocasiones de peligro salvo un disparo de Beñat ya casi al borde del descanso.

En la segunda mitad, el Betis dio un paso hacia adelante, obligando al Granada a recular. Aun así, el conjunto rojiblanco seguía cómodo creando sus contragolpes, incluso con peligro. Las defensas, en ambos equipos, comenzaban a dejar huecos y las ocasiones llegaron en las dos porterías.

Tras una doble ocasión del Betis, finalmente llegó el tanto de los locales gracias a un remate dentro del área, algo acrobático aunque a placer, de Rubén Castro en el minuto 62. El tanto en contra parecía la perdición de los de Anquela, pero Mikel Rico se inventó un gran gol unos minutos después para sentenciar a un Betis que no tuvo fuerzas para reaccionar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad