El Génova-Parma, suspendido tras la amenaza de huelga de los visitantes

stop

El presidente de la Federación Italiana aplaza el partido "para aliviar el sufrimiento de los jugadores"

Los futbolistas del Parma FC

27 de febrero de 2015 (19:10 CET)

La situación del Parma FC es cada vez peor. El presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), Carlo Tavecchio, ha anunciado que el partido entre el club de Emilia-Romaña y el Génova CFC ha sido aplazado tras las amenazas de los futbolistas de no jugar. Alessandro Lucarelli, capitán del Parma, ha informado a los medios que no desplazarían a Génova. La medida podría ser repetida en todos los encuentros hasta el 6 de marzo, cuando la Serie A ha organizado una reunión para decidir el futuro del club en la competición.

Tavecchio ha reconocido que el aplazamiento se trata de una decisión personal "para aliviar el sufrimiento de los jugadores". Además, se ha mostrado decepcionado con la directiva del Parma, "que no se ha movido tras la suspensión del pasado sábado ni ha presentado los libros de cuentas de la entidad a la Corte de Justicia". El Parma ya aplazó su partido del pasado fin de semana, ante el Udinese, debido a que por sus problemas económicos no podía ni abrir el campo.

La decisión coincide con el inicio de los embargos al club. Esta mañana los agentes judiciales se presentaron en el Ennio Tardini para retirar todos los banquillos del vestuario del primer equipo y varios aparatos del gimnasio. Un mobiliario que ya puede encontrarse en algún portal de subastas italiano.