El futuro del Camp Nou se decidirá en un referéndum

stop

La asamblea de compromisarios autoriza una consulta para que los socios decidan entre renovar el actual campo o construir uno nuevo

El Camp Nou, desde dentro

22 de septiembre de 2012 (21:44 CET)

La junta directiva del Barça ya ha recibido la autorización de la asamblea de socios compromisarios para convocar un referéndum sobre el futuro proyecto inmobiliario del estadio. Con 490 votos a favor, 34 en contra y 26 en blanco, obtuvo la legitimación moral para abordar el proyecto más ambicioso de la entidad en los próximos ocho años. La consulta no se hará antes de la temporada 2014-15.

Un campo nuevo o el actual Camp Nou profundamente renovado. Los socios del Barça con derecho a voto deberán elegir una de las dos propuestas que se plantearán en el referéndum que promoverá la directiva cuando la deuda del club, actualmente de 335 millones de euros, sea inferior a los 200 millones.

Proyecto inviable sin reducir la actual deuda

Javier Faus, vicepresidente económico del club, cifró en unos 300 millones de euros el coste mínimo de una remodelación a gran escala del Camp Nou. Esta cantidad ascendería hasta los 600 millones si el Barça opta por construir un estadio nuevo en una zona todavía por determinar de Barcelona. "El proyecto de construir un nuevo campo es mucho más ambicioso y más costoso, pero nos garantizaría un estadio para los próximos 50 o 70 años. No haremos nada hasta reducir la actual deuda al menos en 150 millones y el nuevo estadio debería financiarse a muy largo plazo, sin repercutir en la excelencia deportiva actual como sucedió con la construcción del Camp Nou", recalcó Faus.

"No vamos a comprometer el actual proyecto deportivo y el referéndum sólo será convocado cuando técnica, urbanística y económicamente sea posible", manifestó Toni Freixa, portavoz de la junta directiva. Tras algunas voces contrarias, Sandro Rosell, presidente del Barça, remarcó que la convocatoria del referéndum "limita la acción de la junta directiva porque queremos que un tema tan importante lo decida toda la masa social del Barça".

El plan estratégico

El futuro estadio del Barça será el eje central sobre el que gravitará el plan estratégico del club en los próximos años. El mandato de la actual directiva termina en 2016 y Rosell, probablemente, optará a la reelección. Este sábado, Faus se comprometió a no subir los precios de los abonos más allá de la inflación y el IVA hasta el final de la actual legislatura, pese a informar de que el coste de los carnés del club azulgrana es el más barato de los grandes equipos europeos.

La junta directiva también notificó que la antigua Masía, situada junto al Camp Nou, acogerá los principales actos institucionales del club en un futuro próximo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad