El fútbol, triste metáfora de la vida