El fútbol renace

stop

El Comité de Ética de la FIFA castiga al actual presidente y a sus máximos rivales por corrupción en una decisión histórica

Varios niños, antes de un partido de fútbol

08 de octubre de 2015 (17:34 CET)

El 8 de octubre de 2015 será siempre recordado como un día clave en la historia del fútbol. Con sus dirigentes mundiales bajo sospecha por corrupción, el Comité de Ética de la FIFA ha castigado al actual presidente, Joseph Blatter, y a su máximo rival, Michel Platini, con 90 días de suspensión, y ha desactivado al coreano Chung Moon-joon, suspendido de sus actividades deportivas durante seis años. Las sanciones, históricas, liquidan una etapa oscura y corrupta de un deporte convertido en un negocio global. El fútbol entra en una nueva era. El fútbol renace.

El fútbol es el gran negocio del siglo XXI. El fenómeno de masas más global. En 2012, movía 20.000 millones de euros, la misma cantidad que la suma del resto de deportes, y dos años antes África organizó el primer Mundial de la historia. Con Blatter  en la presidencia desde 1998, los casos de corrupción se han multiplicado en los últimos años. La deriva, probablemente, comenzó con las elecciones de Rusia y Catar como sedes de los Mundiales de 2018 y 2022. La compra de votos fue reconocida por muchos dirigentes.

La fiscal general de Estados Unidos

El acoso se intensificó cuando la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, anunció cargos contra 14 directivos de la FIFA por corrupción. En septiembre, la fiscalía suiza abrió una imputación penal a Blatter, obcecado con mantenerse en el cargo. En plena decadencia, los principales patrocinadores (Coca-Cola, Visa, McDonalds…) también exigieron una limpieza inmediata en el máximo organismo futbolístico.

La FIFA, como institución, ha quedado muy dañada. El poder en la sombra del ente ha maniobrado con diligencia y celeridad, sentenciando a Blatter y otros altos directivos. El fútbol demanda más transparencia. A partir de hoy entra en una nueva fase, aunque queda mucho para su democratización. De momento, el camerunés Issa Hayatou asume, temporalmente, el mando. El 26 de febrero, el fútbol tendrá un nuevo jefe.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad