El fútbol ibérico pide el indulto para los fondos de inversión

stop

Las ligas de España y Portugal denuncian el anquilosamiento de los gobernantes del balompié mundial

Seminario TPO

09 de abril de 2015 (18:30 CET)

Las ligas de fútbol de España y Portugal van de la mano contra los gobernantes del fútbol mundial. Piden el levantamiento de la prohibición de los fondos de inversión (TPO), una fórmula imaginativa que abarata muchas operaciones porque la titularidad de los jugadores está en manos de terceros. Clubes y expertos jurídicos han debatido sobre la cuestión en un seminario celebrado en Madrid.

El director general de la Liga, Javier Gómez, ha reconocido la sorpresa de la prohibición anunciada por la FIFA "porque tiene un carácter ilógico e irracional". En la misma línea se ha pronunciado Nelyo Lucas, director ejecutivo de Doyen Sports, quien sugiere que la regulación consista "en crear recursos para luchar contra la falta de desigualdad".

Buenos precedentes

Lucas ha defendido que los equipos pequeños "necesitan otras alternativas de financiación". En caso contrario, alcanzar el nivel de la Premier League será cada vez más una utopía. "Si no hacemos más fuertes a nuestras ligas, nos ponemos en riesgo de que aparezca una liga europea", ha deslizado el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas.

Joao Martins, directivo de la Liga de Portugal, ha explicado que los TPO han ayudado al fútbol luso a alcanzar cuatro finales internacionales en 14 años. Un dato reafirmado por Daniel Lorenz, de los servicios jurídicos del Oporto: "Hemos recurrido a terceros y tenemos buenas experiencias; sin ellos es difícil ser competitivos, y es mentira que atenten contra la dignidad del jugador porque es el futbolista quien tiene siempre la última palabra".

Negocio es negocio

"Los TPO son lo que quieren los jugadores, aficionados y clubes, porque sin ellos, siempre ganan los mismos", ha insistido Lucas. El Atlético de Madrid es un buen ejemplo de ello, campeón de la Liga rompiendo la hegemonía de Barça y Madrid. Su consejero delegado, Miguel Ángel Gil Marín, ha dicho que los fondos les han servido para competir e incrementar ingresos.

Tebas ha sentenciado que la Liga "apoya la regulación porque atrae capital". Y se ha despedido con un mensaje contra los gobernantes del fútbol: "Hace 35 años que veíamos los partidos unos pocos y lo hacíamos en blanco y negro, pero hoy los vemos pagando, en Internet, en HD...; hace 30 años los que presidían los palcos de los equipos son los mismos de ahora, no han sabido adaptarse al modelo de fútbol-negocio y por ello temen los TPO".