El fútbol catalán se moviliza contra la fiscalización del deporte formativo

stop

El presidente de la FCF, Andreu Subies, amenaza con paralizar la competición en forma de protesta contra el Gobierno

Víctor Malo

Andreu Subies, presidente de la Federación Catalana de Fútbol, y Ángel María Villar, presidente de la RFEF | Diario Gol
Andreu Subies, presidente de la Federación Catalana de Fútbol, y Ángel María Villar, presidente de la RFEF | Diario Gol

08 de febrero de 2015 (00:21 CET)

El fútbol catalán no aguanta más. Acosado fiscalmente por parte del Gobierno de España, el presidente de la Federación Catalana de Fútbol (FCF), Andreu Subies, amenaza con pasar a la acción.

La FCF estudia en estos momentos interponer medidas de protesta para frenar la fiscalización a la que está siendo sometida el deporte formativo en los últimos tiempos. Las inspecciones de la Seguridad Social a los clubes modestos, la problemática originada con la reforma de la Ley del Impuesto de Sociedades, la licencia única y las trabas para el voluntariado ponen en jaque a muchas entidades con escasos recursos que hacen una gran labor social a través del deporte.

Una de las medidas que contempla Subies es la paralización del fútbol catalán durante un fin de semana de competición. En Cataluña se juegan 5.000 partidos cada fin de semana entre las categorías de base y amateurs. En total, hay unos 10.000 equipos inscritos en competiciones oficiales que pertenecen a los 1.400 clubes registrados en la federación catalana.

5.000 partidos cada fin de semana

La FCF tiene un presupuesto de 16,7 millones de euros. Es una de las pocas federaciones catalanas que capea el temporal de la crisis y, por la gran acogida que tiene el fútbol tanto en Cataluña como en España, de las que puede hacer un mínimo de ruido. Si la federación paraliza los 5.000 partidos que se suelen jugar durante un fin de semana y consiguen que clubes, jugadores, entrenadores, árbitros y directivos se movilicen, se enviará un mensaje contundente.

Antes, sin embargo, Subies aboga por tratar de cerrar una reunión con la Federación Española (RFEF), presidida por el peculiar Ángel María Villar. Un hombre con poder en Europa fruto de los 25 años que lleva al frente de la RFEF, pero con fama de hacer oídos sordos a todas aquellas quejas, polémicas y peticiones que no le interesan. Sus últimos y latentes conflictos tanto con Javier Tebas, presidente de la LFP, y Miguel Cardenal, presidente del CSD, son un buen ejemplo de ello.

Reunión con Villar para movilizar todo el fútbol español

Hasta donde este diario conoce, las relaciones entre la FCF y la RFEF no son malas. Sin embargo, desde la Catalana tampoco tienen la certeza de que una reunión con Villar ayude en exceso a que las taxativas inspecciones de la Seguridad Social, entre los otros muchos frentes abiertos por el Partido Popular, cesen. Es por este motivo, que la FCF valora incluso promover una huelga de ámbito estatal, para que se unan a la protesta todos los clubes españoles afectados.