El fiscal pide dos años y tres meses de cárcel para Bartomeu 

stop

José Perals también solicita siete años y tres meses para el expresidente Rosell y 33 millones de multas e indemnización al FC Barcelona  

Sandro Rosell, Pablo Ruz y Josep Maria Bartomeu

23 de marzo de 2015 (12:33 CET)

La Fiscalía pide dos años y tres meses de cárcel para Josep  Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona, por fraude fiscal en el fichaje de Neymar. También solicita siete años y tres meses para el expresidente Sandro Rosell por dos supuestos fraudes al fisco y un delito de administración desleal, y una indemnización de 33 millones para la entidad deportiva.

El Ministerio Público ya ha presentado su escrito de acusación al juez Pablo Ruz por el 'caso Neymar'. El fical, no obstante, aplica la atenuante de reparación al daño porque el FC Barcelona abonó 13,5 millones en una declaración complementaria en 2014.

"Voluntad de engañar"

La Fiscalía de la Audiencia Nacional reclamó procesar a Bartomeu por un delito de 1,9 millones de euros en 2014 por el fichaje del delantero brasileño. En su escrito al juez, asegura que el máximo dirigente del Barça "actuó con dolo, voluntad de engañar y omitiendo el deber de solidaridad en el pago de impuestos".

El fiscal José Perals sostiene que el fichaje de Neymar, gestionado personalmente por Rosell, se realizó "ocultando a los socios del club la verdadera dimensión del coste y eludiendo el pago de tributos". Entonces, Bartomeu era el vicepresidente económico del club.

Perals, asimismo, argumenta que Bartomeu "perpetuó la simulación contractual" cuando relevó a Rosell en la presidencia "para eludir el pago" a Hacienda mientras se desarrollaba el procedimiento penal.

Un fichaje de 83,3 millones

El juez Ruz dictó su auto de procesamiento, el pasado 13 de marzo, en el que propuso juzgar a Bartomeu, Rosell y al FC Barcelona por tres delitos contra la Hacienda Pública.

El juez de la Audiencia Nacional cifra en 83,3 millones de euros el dinero abonado por el Barça por el fichaje de Neymar, mientras que Rosell cifró la operación en 57,1 millones de euros cuando era el presidente del club.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad