El 'filial' del Barça pierde el Gamper

stop

En la presentación del equipo, con Song, se impuso la Sampdoria de Maxi López

21 de agosto de 2012 (18:00 CET)

 

La fiesta del Trofeu Joan Gamper, en su 47ª edición, aglutinó a más de 55.000 espectadores en el Camp Nou, que asistieron a pesar de las altas horas, para dar todo su apoyo al Barça en el día de su presentación. La cita también sirvió para tributar un emotivo homenaje al 'Drem Team' que conquistó la primera champions de la historia del Barça en el '92. Míticos jugadores que estuvieron en Wembley aquella noche mágica, como Koeman, Stoichkov, Nadal o Amor, se congregaron en el Camp Nou, 20 años después, para ver un nuevo enfrentamiento entre el FC Barcelona y la Sampdoria.

Antes del choque, se hizo el llamamiento de los 'cracks' del Barça, durante el cual se corearon con fuerza los nombres de Messi, Xavi, Iniesta o Puyol, entre otros. Sin embargo, los más ovacionados fueron aquellos que más soporte necesitaban: Tito Vilanova, Villa y Abidal. También se vio por vez primera en el Camp Nou al recién incorporado Alex Song, que refuerza una plantilla muy del agrado de Vilanova, otro que se estrenaba en el Gamper. El nuevo primer entrenador del equipo, dedicó unas palabras al anterior técnico: "Quiero desear mucha suerte a Pep Guardiola y a Seydou Keita".

Pese al desfile de estrellas, los aficionados no pudieron disfrutar de ver a los mejores en el césped, ya que el técnico había convocado prácticamente a todo el filial (16 jugadores), para dar descanso a sus futbolistas más importantes. Ello deparó un partido sin demasiado brío, donde algunos pudieron intentar buscar el lucimiento personal y la reclamación de minutos, pero que se resolvió con derrota del Barça por un corto 0-1.

Un inicio inusual

El Barça saltó al terreno de juego con una alineación muy inusual, con ocho jóvenes de la cantera por solo tres más veteranos, venidos de fuera (Pinto, Villa y Afellay). Antes de haber tenido tiempo de situarse sobre el campo, los locales ya habían recibido el primer tanto. Fue Soriano, de cabeza, tras una buena juganada por banda izquierda de Obiang. El tempranero gol se convertía en el más precoz de la historia del torneo azulgrana.

Así las cosas, el equipo de Vilanova se veía obligado a buscar una reacción desde el principio. El buen hacer de Sergi Roberto en el centro del campo, y la peligrosidad de Deulofeu, denotaban que el gol podría llegar en cualquier momento. Pero en el último tercio del campo no acababan de salir las cosas, y aunque los restantes 15 minutos de la primera parte fueron más fluídos, el Barça fue incapaz de marcar. Dos Santos desde fuera y Deulofeu, por dos veces, con peligrosas internadas por la banda derecha (la que menos le gusta), fueron los únicos que pusieron en problemas al conjunto italiano.

El Camp Nou reclamó a Messi

La segunda mitad siguió la misma tónica, y de nuevo fueron los italianos los que, con sus escasas llegadas, crearon verdadero peligro al Barça. En el 65' la tuvo Pozzi, que acababa de entrar y ganó la espalda perfectamente a la defensa azulgrana. En el mano a mano solo ante Pinto, optó por chutar de lejos, y el lanzamiento se estrelló en el palo saliendo fuera.

Poco después, una gran jugada entre Villa y Afellay terminó con el atropello sobre el asturiano dentro del area, pero el colegiado no señaló un penalti que, visto en la repetición, fue claro. La Sampdoria a penas volvió a acercarse a la portería del Barça, pero hicieron valer las premisas del catenaccio italiano, para permanecer con la portería a cero.

En ese momentos el público del Camp Nou se acordó de su ídolo, Leo Messi, y empezó a corear su nombre ante la falta de gol que veían en el equipo. Pero el argentino, al igual que muchos otros de los pilares del equipo, ni siquiera estaban en el banquillo a esas alturas de la noche. Entonces, Tito empezó a mover suplentes. Hasta seis cambios efectuó el de Bellcaire, dando entrada a jugadores como el portero Oier o al delantero camerunés Dongou. Durante unos minutos, Afellay fue el capitán del equipo, a falta de jugadores de mayor peso. Cuando fue sustituido, Marc Bartra se quedó el brazalete. Acabó el partido con un 100% de canteranos sobre el césped, la gran mayoría del filial.

Sergi Roberto MVP

Sin embargo, los cambios tampoco sirvieron para alterar el electrónico, que sin mayor tiempo añadido, terminó con el 0-1 que se estableció en el primer minuto de partido. Realmente, fue un partido con una participación aplastante de los jugadores del filial y de los recién subidos, que sirvió para que Villa fuese cogiendo ritmo, y Pinto y Afellay disputasen los minuts que no suelen tener.

El mejor del partido fue Sergi Roberto. El futbolista que ha tenido más minutos con el primer equipo en la pretemporada después de Dani Alves. Y eso que todavía tiene ficha del filial. También fue la primera derrota del Barça durante los partidos no oficiales del verano. De este modo se puso fin al homenaje a Wembley '92, pasados 20 años de la épica gesta, y también a la 47ª edición del Joan Gamper.

 

Ficha técnica:

0 - FC Barcelona: Pinto (Oier, min. 69); Montoya, Bartra, Fontàs (Sergi Gómez, min.56), Planas (Grimaldo min.82); Roberto (Patrick, min. 69), Dos Santos (Ilie, min.82), Espinosa (Lobato, min. 77); Deulofeu, Afellay (Dongou, min.82) y Villa (Roman, min. 69).

1 - Sampdoria: Romero; Berardi, Gastaldello, Rossini, Costa (Castellini, min. 45); Soriano (Munari, min.70), Tissone (Sampietro, min.76), Obiang (Renan, min.45); Estigarribia, Maxi López (Krsticic, min. 60) y Antonio (Pozzi, min. 60).

Goles: 0-1: Soriano (min.1).

Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (colegio cántabro).

Síguenos en Twitter: @diarioGOLcom y en Facebook: Diario Gol

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad