El fichaje fallido de Guardiola se queda sin equipo

stop

El defensa Dmytro Chygrynskiy ha rescindido su contrato con el Shakhtar Donetsk

Dmytro Chygrynskiy, el día que fue presentado como nuevo jugador del FC Barcelona / EFE

02 de febrero de 2015 (20:02 CET)

Dmytro Chygrynskiy fue la gran apuesta para la defensa del Barça de Pep Guardiola. Futbolista desconocido por el gran público, el actual técnico del Bayern solicitó su fichaje al expresidente Joan Laporta, que pagó 25 millones por un futbolista que un año después regresó a Ucrania. Ahora, el fichaje fallido de Guardiola se ha quedado sin equipo tras rescindir su contrato con el Shakhtar Donetsk.

Chygrynskiy forma parte de la historia negra de los fichajes del Barça. El defensa ucraniano llegó al club en verano de 2009, después de la Supercopa de Europa que el equipo azulgrana, curiosamente, ganó al Shakhtar Donetsk. La temporada anterior, el Barça había conquistado la Copa del Rey, la Liga y la Champions, y Laporta asumió la contratación de Chygrynsky, que fue muy parodiado en Cataluña.

Problemas de tesorería

El defensa ucraniano nunca fue una amenaza para Puyol y Piqué, y un año después abandonó el Barça en una decisión que molestó a Guardiola. Sandro Rosell, que acababa de ser elegido presidente, lo vendió a su club de origen por 15 millones, alegando problemas de tesorería.

Chygrynskiy alcanzó notoriedad con su fichaje por el Barça, pero en el Camp Nou comenzó su declive profesional. En los dos años anteriores, el defensa ucraniano jugó 84 partidos. En las últimas cinco apenas ha participado en 52 partidos con el Shakhtar Donetsk.

Ahora, cuatro años y medio después, Chygrynskiy busca equipo, tras pactar su salida del Shakhtar. Ya tiene 28 años y su futuro profesional pinta mal, pero siempre le quedará el consuelo de haber jugado en el Barça de Guardiola.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad