El exjefe de seguridad del Barça niega el espionaje a políticos con fondos del club

stop

Xavier Martorell asegura que los informes encargados a Método 3 para seguir a dos concejales de Unió en Sant Cugat fueron un favor personal

Xavier Martorell, ex responsable de seguridad del FC Barcelona | Archivo

26 de septiembre de 2014 (17:08 CET)

Xavier Martorell, exjefe de seguridad del Barça, ha negado haber pagado con fondos del club el espionaje de políticos del ayuntamiento de Sant Cugat (Barcelona). El también ex director general de prisiones con Artur Mas ha asegurado ante el juez este viernes que los informes sobre este asunto que encargó a Método 3 fueron un favor personal que le hizo el director de la agencia de detectives, Fernando Marco.

Martorell está imputado por apropiación indebida y estafa. Fiscalía y la acusación particular señalan que el ex alto cargo pagó a cuenta del FC Barcelona el seguimiento a dos ediles de Unió (Xavier Amador y Joan Recasens) y de un trabajador del consistorio (Marc Giró).

El ex cargo convergente ha asegurado ante el juez instructor que efectivamente sí encargó el seguimiento de los políticos. El objetivo era descubrir un posible caso de corrupción. No obstante, las similitudes entre su versión y la de la acusación acaban aquí. Así, ha señalado que Marco hizo el trabajo gratis ya que eran colaboradores habituales y que las facturas por las que se le acusa no corresponden a este asunto.

Apunta a Joan Oliver

El club trabajaba habitualmente con la agencia Método 3 en todo tipo de labores. Es conocido que el Barça espió a periodistas e incluso a jugadores como Gerard Piqué o al expresidente Sandro Rosell y su entorno, entre otros. En este sentido, Martorell ha señalado que él no tomaba las decisiones sobre los encargos. Su dedo apunta al director general del club, Joan Oliver, y también al ex presidente Joan Laporta.

La Policía Nacional señala en un informe que existen 132 facturas que el FC Barcelona aportó a la justicia con el cambio de junta directiva. De estas, existen casi una veintena de facturas que no se ajustan a los intereses generales del Barça. Por otra parte, hay una treintena de documentos cuyo contenido se sigue desconociendo y por tanto no han sido clasificados. Las facturas sobre investigaciones de personal del club sobrepasan la treintena.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad