El 'espíritu de Seve' conduce a Europa a una remontada épica

stop

Con Guardiola como testigo, los de Olazábal lucieron una enseña talismán del cántabro para voltear cuatro puntos a EE.UU

Júbilo en el combinado europeo ante la victoria en Medinah

01 de octubre de 2012 (02:24 CET)

El combinado europeo protagonizó una remontada épica de cuatro puntos en la tercera y última jornada de la Ryder Cup. Con Pep Guardiola como testigo de excepción, el equipo capitaneado por José María Olazábal apeló al 'espíritu de Seve' -a quién Chema acabó dedicando el título- y acabó imponiéndose a los estadounidenses por un global de 14,5 a 13,5 tras iniciar la jornada con un 10 a 6 en contra.

Europa revalidó de esta forma la copa conseguida hace dos años en Gales, firmando por primera vez en su historia una remontada de semejante calibre en el domingo final. Olazábal vengó de esta forma la derrota conseguida en 1999, cuando Estados Unidos logró voltear una desventaja también de cuatro puntos. El combinado europeo ganó 8 de los 12 enfrentamientos dominicales.

Decisivo Sergio García

Los cinco primeros partidos cayeron al casillero de Europa. McIlroy, Donald, Poulter, Rose y Lawrie pincharon el colchón de los anfitriones, para sorpresa de los más de 60.000 espectadores que se dieron cita en el club de Medinah (Illinois). Sergio García, Lee Westwood, Kaymer y Molinari tenían en sus manos el éxito. Y ninguno falló.

El castellonense derrotó a Jim Furyk en el hoyo 18; el inglés Westwood dejaba en la cuneta en el hoyo 16 a Matt Kuchar y Kaymer tuvo el honor de pasar a la historia por embocar un 'putt' de dos metros en el último agujero, que aseguraba el empate a 14 y, por tanto, la retención del trofeo por ser Europa la última campeona. El empate del italiano Molinari ante Tiger Woods puso la guinda.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad