El Espanyol y el Ayuntamiento de Cornellà, enfrentados

stop

El consistorio acusa al club blanquiazul de deberle 1,4 millones y el presidente Collet responde con la misma moneda

Daniel Sánchez Llibre y Joan Collet, en una imagen de archivo

05 de noviembre de 2014 (18:36 CET)

Cruce de declaraciones entre el RCD Espanyol y el Ayuntamiento de Cornellà de Llobregat. Hace escasos días, el teniente de alcalde y concejal de Política Territorial y Seguridad de Cornellà, Antonio Martínez Flor, acusó al club blanquiazul de tener una deuda pendiente de 1,4 millones de euros con el consistorio referentes a impuestos municipales –el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) y el IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas)–, en declaraciones a La premsa del Baix.

La respuesta del presidente del Espanyol, Joan Collet, no se ha hecho esperar y ha utilizado la misma moneda: "El club se cree con el deber de pedir más de dos millones de euros al Ayuntamiento de Cornellà (…) por temas referentes a la urbanización del estadio".

Collet se mostró especialmente "sorprendido" por las declaraciones de Martínez Flor, que fue contundente al asegurar que "en ningún caso se pactó con el club perico la condonación de una parte de esa deuda como contraprestación a la hora de ceder el Power8 Stadium para la disputa del Cornellà-Real Madrid de Copa del Rey de hace justo siete días, ya que tal acuerdo sería ilegal y, por tanto, supondría un delito", según declaraciones recogidas por As.

Asimismo, el teniente de alcalde aseguró que en el contrato que el 28 de junio de 2002 firmó el Ayuntamiento de Cornellà con el Espanyol y con Revolt del Llobregat (con José Luis Morlanes al frente), según el cual el club perico se comprometió a abonar 150.000 euros anuales durante 20 temporadas desde la inauguración del estadio (hasta 2029) a los clubes de fútbol, baloncesto y voleibol del municipio, para "colaborar económicamente".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad