El Espanyol tiene que pagar seis millones de euros a Hacienda antes de que acabe 2012

stop

La agencia tributaria, que no acepta un pago fraccionado, amenaza con intervenir las cuentas del club, cuya deuda neta es de 144 millones

Joan Collet, presidente del RCD Espanyol | V. Malo

19 de diciembre de 2012 (01:15 CET)

El Espanyol debe abonar seis millones de euros antes de final de año a Hacienda si no quiere que la agencia tributaria intervenga sus cuentas, según reconoció este lunes el presidente Joan Collet en declaraciones a TV3.

"Estamos negociando con varias entidades bancarias, pero los trámites no son fáciles", manifestó Collet, quien lamentó la negativa de Hacienda de aceptar un pago fraccionado. Los ex presidentes Daniel Sánchez Llibre y Ramon Condal, máximos accionistas de la entidad, podrían avalar una operación trascendental para la supervivencia económica del Espanyol. El club también debe abonar parte de los sueldos y las primas de los jugadores correspondientes al pasado ejercicio.

Deuda neta de 144 millones

La directiva del Espanyol presentó en la última junta de accionistas una deuda neta de 144 millones de euros (la deuda bruta es de 188 millones de euros), tras haber cerrado la pasada temporada con un superávit de unos 200.000 euros y reducir su deuda en 3,8 millones de euros.

El nuevo estadio de Cornellà-El Prat también ha debilitado la precaria economía del club. Su coste final se ha elevado hasta los 90 millones de euros y el Espanyol debe pagar cuatro millones anuales en intereses. Unas cifras demasiado altas para un club que, actualmente, factura unos 47 millones de euros por temporada.

El Espanyol, penúltimo clasificado de la Liga BBVA con 12 puntos, vislumbra los primeros síntomas de recuperación deportiva tras empatar, el pasado domingo, en el Bernabéu. A corto plazo, sin embargo, la prioridad de la directiva blanquiazul pasa por aliviar las tensiones de su tesorería y, especialmente, su deuda con Hacienda.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad