El Espanyol pide a sus socios que no insulten al Barça

stop

El club advierte a las peñas y a la grada de animación de que será sancionado si ofenden al eterno rival

La afición del Espanyol en el Power8 Stadium

22 de abril de 2015 (23:23 CET)

El RCD Espanyol, a través de su área social, se reunirá con representantes de las peñas del club y de la grada de animación para rebajar el clima de hostilidad hacia el FC Barcelona con vistas al derbi de este sábado en el Power8 Stadium.

El consejo de administración que preside Joan Collet recordará a sus afiliados que exponen al club a una sanción si incumplen la nueva normativa que castiga los insultos a futbolistas o equipos rivales.

Bufanda anticulé

El Espanyol, según fuentes próximas a su presidente, ha mantenido reuniones periódicas con sus abonados durante toda la temporada para evitar incidentes en el Power8 Stadium. El club ha erradicado los habituales insultos al Barça desde el pasado diciembre y la Liga sólo ha sancionado a un aficionado por exhibir una bufanda con el lema: "Anticulé". La entidad, además, mantiene su política de tolerancia cero con las Brigadas Blanquiazules, que periódicamente intentan infiltrarse en la Curva.

El club azulgrana ha tenido siempre un recibimiento muy hostil en el Power8 Stadium, un campo que intimida mucho más a los rivales que el Olímpic Lluís Companys. Los gritos de "puta Barça", casi unánimes, incluso superaban los que animaban al Espanyol.

Algunos foros espanyolistas bromeaban estos días con la fórmula para eludir una posible sanción de la Liga y proponían gritar "fruta falsa, fruta falsa" a los jugadores del Barça.

El Real Madrid y Cristiano Ronaldo

En el último Barça-Real Madrid de Liga disputado en el Camp Nou, por ejemplo, los hinchas barcelonistas no insultaron al club madrileño ni a su estrella, Cristiano Ronaldo. En el gol sur tiraron de ironía y cantaron "Cristiano no bebe agua" como alternativa al "Cristiano es un borracho" que fue denunciado por Antiviolencia.

El Power8 Stadium no se llenará con la visita del Barça. El Espanyol no vende entradas al FC Barcelona desde los incidentes de 2008 en el Estadi Olímpic Lluís Companys (aficionados radicales del Barça lanzaron bengalas a los hinchas del equipo blanquiazul) y sus abonados pueden comprarlas a mitad de precio. El club estima que acudirán entre 30.000 y 35.000 espectadores al campo.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad